Tres canciones para una semana (V)


Abrimos con un grupo punk, el inicio de nuestro recorrido por las tres canciones de la semana. Su nombre Buzzcoks, y el periodo en el que tuvieron su actividad se sitúa a finales de los años 70. Procedían de Manchester, y en su recopilatorio Singles going steady, se puede tener una idea bastante clara de lo que se puede esperar de ellos.

La canción que os dejo se titula “Ever Fallen in Love (With Someone You Shouldn’t’ve)

La segunda de ellas, es un clásico del grupo Dire Straits. No necesita mucha presentación el Money for Nothing. Únicamente comentar, a modo de curiosidad, que si miramos los créditos de la misma, veremos que está compuesta por Sting y Mark Knopfler.

La tercera recomendación, es más actual, y es un single del grupo Kasabian, titulado Fire. Siempre me ha gustado el video donde las guitarras sustituyen a las pistolas.

Este grupo británico, que como ya hemos comentado alguna otra vez, tomó su nombre de Linda Kasabian, la joven embarazada que condujo el coche en el que huyó Charles Manson tras la matanza en la casa de Sharon Tate, esposa de Roman Polanski, tiene un sonido bastante alternativo, y creo que su último disco West Ryder Pauper Lunatic Asylum, es una auténtica maravilla. Aquí va un ejemplo.

Please, Come back! La Lista de Regresos Más Deseados


Hoy queremos que participéis con nosotros para elaborar una lista muy especial. Ahora que han vuelto tantas “viejas” glorias, pedimos vuestra colaboración para que nos digáis 5 nombres (grupos o artistas) que os gustaría verles de regreso sobre los escenarios. Para afinar más, vamos a poner 2 condiciones: que nunca antes se hayan reunido y que estén vivos (en el caso de los grupos, que lo estén todos sus miembros). Para que podáis tener alguno de referencia os dejamos una lista orientativa con unos cuantos videos:

The Smiths

Suede

Housemartins

Oasis

The Jam

Dire Straits

Talking Heads

The Kinks

Transvision Vamp

The Stone Roses

Wham

Lighthouse Family

Radio Futura

El Ultimo de la Fila

Mecano

Gabinete Caligari



Platero y Tú

Duncan Dhu

La Dama Se Esconde

Loquillo y Los Trogloditas

091

Ketama

Veneno

Mano Negra

Itoiz

Kortatu

Hertzainak

Delirium Tremens

Sultans of Swing. Los orígenes de los grandes grupos


En esta época de vacas flacas, con el paro por las nubes y las carteras vacías, me ha venido a la memoria un grupo: Dire Straits, que pese a que por su nombre tan acorde a la situación actual ,”Malos momentos”, tan buenas tardes me han hecho pasar. Sin duda alguna, es uno de los mejores grupos que se podían ver en directo, y ver tocar la guitarra a Mark Knopfler me ponía los pelos de punta. Para los curiosos decir que pusieron el nombre al grupo por los malos momentos económicos que atravesaban  cuando se desplazaron hasta Londres para grabar su maqueta.

No vengo a hablaros de Dire Straits, pero si de una de sus canciones emblemáticas, “Sultans of Swing”. La verdad es que la canción no es que tenga mucha historia en si, pero supuso la bandera de un nuevo estilo musical, que por entonces luchaba contra la tendencia, que era el punk-rock. Pues ellos intentaron revivir el rock tradicional, pero con toques de saxo y trompeta, hasta esa fecha no vistos.

La letra de la canción no encierra ninguna historia extraordinaria, tan solo (y tanto a la vez) la historia de un grupo que toca en un pequeño bar, con un pequeño grupo de clientes a su alrededor, escuchando ritmos diferentes a los que se escuchaban por entonces en estos pequeños templos de la música. Cuantos grupos habrán salido de este tipo de locales!. Pues nada, que me apetecía escucharla y por eso te dejo su letra (original y traducida) y un video de la canción para compartirla con vosotros.

You get a shiver in the dark
Its been raining in the park but meantime
South of the river you stop and you hold everything
A band is blowing dixie double four time
You feel all right when you hear that music ring

You step inside but you dont see too many faces
Coming in out of the rain to hear the jazz go down
Too much competition too many other places
But not too many horns can make that sound
Way on downsouth way on downsouth london town

You check out guitar george he knows all the chords
Mind hes strictly rhythm he doesnt want to make it cry or sing
And an old guitar is all he can afford
When he gets up under the lights to play his thing

And harry doesnt mind if he doesnt make the scene
Hes got a daytime job hes doing alright
He can play honky tonk just like anything
Saving it up for friday night
With the sultans with the sultans of swing

And a crowd of young boys theyre fooling around in the corner
Drunk and dressed in their best brown baggies and their platform soles
They dont give a damn about any trumpet playing band
It aint what they call rock and roll
And the sultans played creole

And then the man he steps right up to the microphone
And says at last just as the time bell rings
thank you goodnight now its time to go home
And he makes it fast with one more thing
we are the sultans of swing

LOS SULTANES DEL SWING

Sientes un escalofrío en la oscuridad
Ha estado lloviendo en el parque pero mientras tanto
Te paras al sur del río y todo se detiene
Una banda está tocando Dixie al compás dos por cuatro
Te sientes bien cuando escuchas esa música

Entras dentro pero no ves muchas caras
que huyendo de la lluvia entran para oir el jazz
Demasiada competencia, otros muchos locales
Pero no muchas trompetas pueden conseguir ese sonido
Al sur, al sur de Londres

Presta atención a la guitarra de George, el conoce todos los acordes
El piensa que es estrictamente rítmico, no quiere hacerla llorar o cantar
Una vieja guitarra es todo lo que se puede permitir
Cuando sale bajo las luces para tocar sus canciones

Y a Harry no le importa si no hace una buena actuación
El tiene un trabajo de día que le va bien
Puede tocar el honky tonk como si nada
Reservandolo para el Viernes por la noche
Con los Sultanes, con los Sultanes del Swing

Y un montón de chicos jóvenes no dejan de hacer el tonto en el rincón
Bebidos y vestidos con sus mejores trajes marrones y sus zapatos de plataforma
No les importa nada ninguna banda de viento
Dicen que eso no es lo que ellos llaman rock and roll
Y los Sultanes tocaron Creole

Y el hombre se acerca al micrófono
Y dice justo cuando la campana del final está sonando
”Muchas gracias y buenas noches, es hora de irse a casa”
y termina con una última frase
‘Somos los Sultanes del Swing’

Ya puestos, os dejo un video para levantar definitivamente el ánimo. El Money for nothing con colaboraciones muy especiales. Descúbrelas. Todo un lujo!!.

Storybook Love. El Cuento De La Película Que Desconocía Willy DeVille


No queríamos dejar pasar por alto, el reciente fallecimiento de Willy deVille y que mejor forma de hacerlo, que recordando su memoria a través de su trabajo. Este es nuestro sencillo homenaje; una canción con historia, la historia de StoryBook Love.

Corría el año 1987 cuando el neoyorkino Willy DeVille se trasladó a Londres para grabar con Mark Knopfler su disco Miracle. Meses antes el director de cine Rob Reiner le propuso al guitarrista escocés que compusiera la banda sonora de su última película. El ex-miembro de Dire Straits aceptó pero con una condición: que en la película saliera la misma gorra de beisbol que usó Reiner en This Is Spinal Tap. A pesar de que el músico escocés confesara más tarde que todo era una broma, el director accedió a su petición, aunque sólo en parte. Y fue sólo en parte porque no pudo conseguir la original pero utilizó una muy similar que colocó en la habitación del niño.

La película para la que tenía que componer la banda sonora era La Princesa Prometida que consistía en el cuento que un abuelo (Peter Falk, el popular detective Colombo) narra a su nieto (Fred Savage, Kevin Arnold en la bonita serie Aquellos Maravillosos Años) sobre la historia de amor de una princesa (la guapa Robin Wright) y su prometido.

En las sesiones de grabación de Miracle, cuando DeVille le pasó Storybook Love a Knopfler para que la oyera, éste se quedó sin habla. Le preguntó si sabía en qué película estaba trabajando pero él no sabía absolutamente nada. El estadounidense desconocía por completo que la película y su canción trataban sobre el mismo tema: una historia de amor entre un príncipe y una princesa. A Knopfler le fascinó hasta tal punto que la incluyó en la banda sonora, la única que no compuso aunque sí participó tocando la guitarra. Meses más tarde estaría nominada a los Oscars y, aunque finalmente se lo acabaría llevando la gran triunfadora de ese año Dirty Dancing con The Time Of My Life , Willy DeVille pudo interpretar en la ceremonia de entrega su Amor de Libro de Cuentos.

Si quieres conocer todas la canciones con historia disponibles en nuestra web, pincha aquí.

Blind Willie McTell. Un Descarte Maestro De Bob Dylan


Ahora que vuelve a estar de actualidad por el anuncio de su nuevo disco Together Through Life para el 28 de abril, rescatamos una de sus creaciones más desconocidas para el gran público pero a la vez más valoradas por sus fans más acérrimos. De canción descartada del album Infidels a ser considerada una de las grandes canciones de Bob Dylan. Algunos la incluyen entre las 5 obras maestras del artista de Minnesota. El dylanólogo Michael Gray ha llegado a calificarla incluso como la más importante y atemorizante desde el Heartbreak Hotel de Elvis Presley.

El bluesman que da título a la canción es Blind Willie McTell que debe su mote (Blind) a que era ciego de un ojo desde su infancia. Con una vida azarosa por el abandono de su padre y la muerte prematura de su madre cuando era un niño,  McTell aprendió rápidamente a tocar la guitarra. Consiguió una forma peculiar de interpretar el blues y pronto adquirió notoriedad en los circuitos musicales de la época. Grabó sus canciones con distintas discográficas y lo que es más peculiar, con diferente nombre en todas: Blind Willie McTell, Blind Sammie, Georgia Bill, Hot Shot Willie, Blind Willie, Red Hot Willie Glaze…Ha tenido gran influencia sobre muchos artistas pero sobre todo en Dylan, que anteriormente a la canción en cuestión, ya había demostrado su admiración por el blusero en forma de versos sueltos incluídos en algunas de sus composiciones.

Infidels fue el primer disco de Dylan grabado con tecnología digital. En cambio fue la segunda vez que colaboraba con Mark Knopfler. En 1979 el líder de Dire Straits metió sus inconfundibles guitarras en Slow Train Comming con resultados tan buenos como este Precious Angel . Y en 1983 pasaría a desempeñar las labores de productor. La canción finalmente no llegó a entrar en el álbum porque, según diría después su autor, la consideraba inacabada y no se había sentado a terminarla. Además, no quería dar a sus seguidores una obra incompleta. Posteriormente en 1991 sí se incluyó en el primer volúmen de sus bootlegs, pasando desde entonces a tener la misma notoriedad que canciones emblemáticas como Like A Rolling Stone o All Along The Watchtower. Así es esta Blind Willie McTell, que pasó de ser un descarte a ser fervientemente alabada por los seguidores de Bob Dylan.

Si quieres conocer todas la canciones con historia disponibles en nuestra web, pincha aquí.