23 años del concierto de The Cure en Bilbao.


Seguimos incorporando nuevos contenidos que esperamos sean de vuestro interés. Hoy damos paso a una nueva sección donde iremos repasando aquellos conciertos que hemos presenciado en primera persona a lo largo del tiempo. Aunque en algunos casos tendremos que poner a prueba nuestra memoria -los miembros de este blog también cumplimos años- intentaremos plasmar lo vivido en aquellos momentos. Empezaré por el principio.

Corría el mes de julio de 1987.

22-11-197 la casilla

 

 

eyemou cologne 1987

the kiss berlin 2002

 

http://www.cure-concerts.de/concerts/1987-11-22.php

Intro:
eyemou

Mainset:
the kiss
torture
all i want
a japanese dream
catch
just like heaven
hot hot hot
if only tonight we could sleep
like cockatoos
the walk
inbetween days
how beautiful you are
the perfect girl
a forest
fight

Encore 1:
close to me
let’s go to bed

Encore 2:
one more time
charlotte sometimes
shiver and shake

Encore 3:
three imaginary boys
primary
boys don’t cry
why can’t i be you

The Cure in Orange. Siniestros en un teatro romano


Nuestra categoría de Escenarios Singulares sigue su curso por lugares históricos y esta vez nos detenemos en el sureste de Francia, exactamente en la localidad de Orange. En este lugar a 20 kilómetros al norte de Aviñón,  podemos encontrar como vestigios de su pasado romano un Arco del Triunfo (declarado Patrimonio de la Humanidad) y un teatro antiguo que es uno de los que mejor se conservan en la actualidad. En este último se celebra un festival de ópera desde finales del siglo XIX, por el que han pasado las grandes figuras del bel canto. Y también se han hecho algunos conciertos de música “moderna”, que es lo que de verdad nos interesa para esta sección.

En agosto de 1986, The Cure-una de mis debilidades desde mediados de los 80-actúo durante dos noches (el 9 y 10) en ese monumental escenario. Ese verano cerraban la gira del disco The Head On The Door, con el que consiguieron un mayor éxito comercial y con el que comenzaron una segunda etapa ascendente que no abandonarían hasta su estancamiento hacia mediados de los 90. En ese álbum habían sabido conjugar con maestría las dos vertientes que hasta ese momento habían plasmado en sus trabajos anteriores, la más oscura y siniestra, con la más popera y accesible. El grupo de Robert Smith atravesaba por un momento dulce y el concierto en Orange así lo demostró. Decidieron filmarlo para la posteridad con el artífice de sus mejores videos, el realizador Tim Pope.

El VHS no saldría al mercado hasta 1988. Recuerdo que un compañero de clase lo consiguió tras una búsqueda exhaustiva por las tiendas especializadas de la ciudad. La distribución de este tipo de grabaciones no era tan masiva y acceder a ellas era algo parecido a encontrar un valioso tesoro. Una tarde nos citó en su casa y nos dispusimos a ver la cinta como si de un selecto cine-club se tratara. No perdimos detalle, cualquier variación-por nimia que fuera-de algún pasaje de las 23 canciones incluídas, la destacábamos con especial emoción. La entrada del grupo en el escenario tiene su anécdota como podréis ver en el primer video. El final también tiene su cosa. El grupo una vez terminada la actuación sube a lo alto del teatro y saluda al público detrás de la estatua del emperador mientras suena la canción que da paso a los créditos. Abajo una selección de lo que os podéis encontrar en este singular concierto.