5 canciones en la vida de…Roberto Moso (Zarama)


Arrancamos la semana, como viene siendo habitual últimamente, con esta sección en la que el protagonismo se lo llevan las canciones elegidas por un invitado o invitada. Hoy tenemos el placer de contar con la participación de Roberto Moso, cantante, periodista y escritor.

El polifácetico vocalista de Zarama, grupo vizcaíno de la década de los 80-90 precursor del rock en euskera que regresó a los escenarios el pasado año, ha estado siempre ligado a la música por dedicación, afición y profesión.

Con una larga trayectoria como profesional de la información, desarrollada principalmente en Radio Euskadi, lo musical siempre ha tenido relevancia allí donde ha puesto su voz o su pluma. Roberto Moso ha escrito tres libros (que puedes leer o descargar pinchando en los siguientes enlaces: Cuentos y Susedidos Bastos, Flores en la Basura y La Radio Encendida), y próximamente saldrá al mercado su cuarto, un compendio de microrelatos bajo el título de POLVO editado por EREIN con ilustraciones de Alfonso Herrero (bajista de Zarama durante una temporada).

En cuanto a la actualidad de su grupo, se encuentran ahora mismo preparando nuevos temas y alguna versión que seguramente podremos oir en sus próximos conciertos. Acaban de grabar también una nueva canción para un disco tributo a Johnny Cash.

Desde hace unos años mantiene en la red su blog personal  Zaramatimes, un lugar que visitamos a diario donde podemos encontrar una variedad de contenidos que van desde el cine, a la literatura pasando por la actualidad (seria o cómica), y como ingrediente principal todo lo relativo a la música.

En la colección de canciones del santurtziarra podemos descubrir por dónde van sus gustos musicales, en los que tienen cabida el rock, el punk o la salsa entre otros estilos. Las sensaciones que le producen cada una de ellas nos las cuenta en el siguiente texto que podéis leer a continuación. Antes queremos agradecerle su participación y nuestros mejores deseos para sus futuros proyectos tanto literarios como con Zarama.

La verdad es que podría elaborar varios lotes de cinco canciones igualmente válidos. Pero hay que elegir. Así que, de momento dejaré para otro día el CREEP de RADIOHEAD, el DREAMS de CRANBERRIES o A DAY IN THE LIFE de los BEATLES.

1-RIFF RAFF (AC/DC).

Y es curioso porque, aun teniendo la traducción, aún no se muy bien de qué va. Lo cierto es que esta no se me desgasta nunca. Cuando necesito comulgar Rock&Roll y reconocerme en él, los primeros rasgueos de esa guitarra me introducen en el cielo…es decir en el infierno. No  hay un solo cambio en balde, todo funciona a las mil maravillas, empieza alto y ¡crece! Demoledora.

Con Bon Scott.

En 1996 con Brian Johnnson en la VH1.

2- SYMPATHY  FOR THE DEVIL (ROLLING STONES)

Hipnótica, básica,. Salvaje, irónica, envolvente, incendiaria. Si ya me gustaba la versión en directo del “Get Yer Ya-Yas Out” cuando descubrí la original  del Beggar’s Banquet  mi vida cambió. Jagger y Richards en sus respectivos esplendores.

La original grabada en el disco.

En el concierto de 1969 en Hyde Park.

3- SOLDADOS (ESKORBUTO)

No es la más conocida ni la más popular de la banda pero a mí me parece la mejor. Tanto ejército, tanta testosterona, tanto vendernos las virtudes de la milicia y en realidad son eso: carne barata para defender los intereses de los poderosos. “Aguerridos soldados del ejército/ Bajense los pantalones/ Preparados para entrar en combate/ Un Dos Un Dos Un Dos….”

Directo en Puertollano (1984), 3 canciones: dios patria rey, mierda mierda mierda y
soldados.

En estudio

4- “TE ESTAN BUSCANDO” (RUBEN BLADES):

Es mi autor favorito de todos cuantos se han expresado en castellano. Los  discos que hizo con Willie Colon no tienen precio. Cada nota, cada arreglo está impregnado de vida, calor, historias… qué difícil es contarlo con palabras. Podría elegir muchas, me quedo con ésta por su tensión.

Con Willie Colon pinchar en este enlace.

5- GOSSIP: “STANDING IN THE WAY OF CONTROL”

El regreso del punk reivindicativo. Cuando voto a esta estoy votando tambien el “Police and Thieves” de los Clash y el “Anarchy in The UK” de los Pistols y el “Solidarity” de Angelic Upstairs. Canciones compuestas con las venas, que son arrojadizas…en fin, no más tópicos.

En Francia en julio del 2009.

En Belfort con Beth Ditto más ligera de ropa.

Strawberry Letter 23. Shuggie Otis, precocidad con escasa y tardía recompensa


¿Cuántos  “niños prodigio” han existido en la historia de la música? un buen número, sin duda. ¿Cuántos consiguieron triunfar? sólo unos pocos, el resto se quedaron en el camino por diferentes motivos. Nuestro protagonista de hoy,  Shuggie Otis, puede ser un buen representante de aquellos que prometían mucho pero se quedaron en tan sólo una esperanza.

Dice el refrán que de casta le viene al galgo, y a nuestro protagonista le vino de su padre Johnny Otis la afición por la música. Otis fue el productor del Hound Dog en la voz de Big Mama Thornton, que luego hiciera famoso Elvis Presley, y también escribió el no menos conocido Willie And The Hand Jive. Así que el niño Shuggie (Los Angeles, 1953) creció en un ambiente musical que propició que aprendiera a tocar la guitarra con 5 años y que a los 12 ya se desenvolviera con el instrumento como si de un profesional se tratase. Empezó entonces a acompañar a su padre rasgando las 6 cuerdas, aunque para entrar en los garitos tuviera que disfrazarse con unas gafas negras y un bigote postizo para aparentar ser mayor de edad. La única grabación que hay tocando los dos es este video de los 70.

Al Kooper y Shuggie Otis - Kooper Session

La destreza de Shuggie como músico no sólo se circunscribía a la guitarra. Su afán por crecer musicalmente le hizo dominar más instrumentos como el piano, el órgano, el bajo y la batería. No es de extrañar por tanto que Al Kooper (Blood, Sweat & Tears) le reclutara con 15 años para su álbum Kooper Session o Frank Zappa le llamara para meter su bajo en Peaches en Regalia de su disco Hot Rats (1969). Su progenitor no iba a ser menos y le fichó también para su Cold Shot de ese mismo año. Con este rico bagaje nuestro joven no tardó mucho en volar por su cuenta y en 1970 publicó su debut avisando que llegaba al mercado discográfico con el simple y directo título de  Here Comes Shuggie Otis. Con 18 años volvería a la carga con Freedom Flight (1971). La rapidez con la que estrenó su carta de presentación, se transformó después en una concienzuda dedicación de 3 años para la siguiente entrega, Inspiration Information (1974), su proyecto más ambicioso. Escribió y arregló él mismo todas las canciones y tocó la mayoría de instrumentos. Un esfuerzo que desgraciadamente no vería recompensado. Entonces desconocía que  este sería su tercer y último trabajo.

Inspiration Information

A pesar de que sus actitudes de divo no eran las más idóneas para hacer amigos, su fama en el mundillo musical fue en ascenso. Parece que en esas fechas le ofrecieron sustituir a Mick Taylor en una gira de los Rolling Stones pero lo rechazó porque quería grabar su siguiente álbum con Quincy Jones. Algo que por otra parte nunca sucedería. Su carrera se iba a truncar prematuramente con 21 años. La discográfica le echó porque su último disco fue un fracaso total de ventas. Su destino no pintaba nada halagüeño. Otro prometedor artista que se queda en el camino, podríamos pensar sin equivocarnos. Al menos su canción Strawberry Letter 23 le salvaría de pasar al anonimato más absoluto.

Algunos artistas se tienen que morir para recibir algún tipo de reconocimiento. A Shuggie afortunadamente no le hizo falta. Producida por Quincy Jones, esta canción de su último disco se refería al papel perfumado de fresa de las cartas que una amiga suya le enviaba. 3 años después de editarse, los Brothers Johnson la adaptaron a un funky más orientado a las pistas de baile, el estilo que estaba en pleno apogeo en aquellos tiempos. El “saltarín” sólo final que reproducía el original lo interpretó Lee Ritenour, reputado guitarrista de jazz. La incluyeron en su LP del 77 Right On Time -también producido por Quincy Jones– y su repercusión fue inmediata. Llegó al número 1 en la categoría de Soul y al 5 en el top 100 en las listas del Billboard. Se hacía por fin un poco de justicia con su autor.

Curiosamente se hizo a su vez una versión de la versión. Y también producida por Quincy Jones. En 1992 un joven cantante de 16 años Tevin Campbell fue su intérprete.

Por lo menos su estrellato no se apagó tan fácilmente y su legado se ha reivindicado desde ese momento. Quentin Tarantino la usó en 1997 para su película Jackie Brown.

Strawberry Letter 23, como muchas de sus canciones, ha sido sampleada por muchos artistas. Beyoncé por ejemplo la utilizó para su éxito Be With You del 2003. También hizo lo propio con Rainy Day para su canción Gift From Virgo.

David Byrne, el que fuera líder de los Talking Heads, también quiso divulgar su obra y reeditó Inspiration Information en 2001 con su sello Luaka Bop.

Shuggie Otis vive felizmente con su familia ajeno a cualquier actividad musical. Sólo ha roto su retiro para hacer pequeñas colaboraciones con el rapero Mos Def o para grabar un par de temas para el recopilatorio Novemberin’.

Slane Castle. Un castillo muy concurrido


Continuamos viajando en nuestra sección Escenarios Singulares a aquellas localizaciones especiales donde se acogen espectáculos musicales. Hoy el lugar escogido se encuentra en un país del norte de Europa.

Slane es una localidad del noroeste de Irlanda que alberga un castillo de gran atractivo histórico y arquitectónico, y además posee la singular característica de ser uno de los anfiteatros naturales más grandes del mundo. Con capacidad para 80.000 personas, en su explanada se celebran conciertos multitudinarios desde 1981. Situado a 1 km de la villa junto al río Boyne y a 25 minutos de la capital Dublin, el Slane Castle también se puede visitar pudiéndose hacer la reserva desde su propia web, además de organizar bodas y otros eventos.

Entrando ya en lo estrictamente musical, para haceros una idea aquí tenéis el listado de los que han tenido el privilegiado de tocar más de una vez desde que se utiliza para shows en directo:

Oasis (1995, 2009)
Red Hot Chili Peppers (2001, 2003)
Robbie Williams (1998, 1999)
Stereophonics (1999, 2002)
U2 (1981, 1983, 2001 2 veces)

También lo han hecho pero sin ser cabeza de cartel:

Big Country (1983, 1987)
James (1993, 1998)
Dara (2000, 20011)
Moby (2000, 20011)
The Charlatans (2002, 2007)

U2 al ser irlandeses han tenido una relación más cercana todavía. Además de sus actuaciones, en 1984 Bono subió a cantar con Bob Dylan dos de sus clásicos: Blowing in the wind y Leopard-skin Pill-box Hat. La anécdota no pasaría de ahí salvo que al cantante  de U2 se le olvidó la letra de la primera y se la inventó sobre la marcha, con la inevitable cara de perplejidad del de Minnessota. En 1988 compusieron para el disco Rattle & Hum la canción Van Diemen’s Land, dedicada al poeta John Boyle O’Reilly natural de Slane.

Vista aérea de un concierto en Slane Castle

A continuación tenéis la relación de artistas y grupos que han pasado por este castillo tan imponente:

16 de Agosto 1981
THIN LIZZY
U2/HazelO’Connor/Rose Tattoo
Sweet Savage/The Bureau/Megahype

24 de Julio 1982
ROLLING STONES
J.Geils Band/The Chieftans/George Thorogood and the Destroyers

8 de Julio 1984
BOB DYLAN
UB40/Santanta/In Tua Nua

1 de Junio 1985
BRUCE SPRINGSTEEN

5 de Julio 1986
QUEEN
Chris Rea/Bangles/Fountain Head

11 de Julio 1987
DAVID BOWIE
Big Country/Aslan/The Grove

16 de Mayo 1992
GUNS ‘N’ ROSES
Faith No More/My Little Funhouse

10 de Julio 1993
NEIL YOUNG
Pearl Jam/Van Morrison/Saw Doctors/James/ 4 Non Blondes/ The Blue Angels

22 de Julio 1995
REM
Oasis/Spearhead/Sharon Shannon/Belly/Luka Bloom

29 de Agosto 1998
THE VERVE
Manic Street Preachers/Robbie Williams/Finlay Quaye/The Sea Horses/James/Junkster

28 de Agosto 1999
ROBBIE WILLIAMS
Stereophonics/Placebo/Happy Mondays/Gomez/David Gray/Simon Carmody

26 de Agosto 2000
BRYAN ADAMS
Moby/Macy Gray/Melanie C/Muse/Eagle – Eye Cherry/Dara/Screaming Orphans

25 de Agosto 2001
U2
Red Hot Chili Peppers/Coldplay/Kelis/JJ72/Relish

1 de Septiembre 2001
U2
Moby/Ash/Nelly Furtado/The Walls/Dara

21 de Agosto 2002
STEREOPHONICS
The Charlatans/Nickelback/Counting Crows/Ocean ColourScene/Doves/The Revs

23 de Agosto 2003
RED HOT CHILI PEPPERS
Foo Fighters/Queens of Stone Age/PJ Havey/Feeder

29 de Agosto 2005
Madonna

18 de Agosto 2007
ROLLING STONES
The Charlatans/The Hold Steady/Tinariwen/Frankie Gavin

20 de Junio 2009
Oasis
The Prodigy/Kasabian/Glasvegas/The Blizzards

Y para terminar hemos seleccionado una serie de videos de diferentes épocas. De los primeros años apenas existen grabaciones y la mayoría son de mala calidad. Hemos incluído los más decentes.

Thin Lizzy (1981)

Trouble Boys

Queen (1986)

Mini reportaje

Guns & Roses  (1992)

OASIS (1995)

Robbie Williams (1999)

Bryan Adams (2000)

Run to you

U2 (2001)

Red Hot Chili Peppers  (2003)

Foo Fighters (2003)

Rolling Stones (2007)

Oasis (2009)

Videos glamour & fashion: R. Williams, Tom Petty y Rolling Stones (III)


Seguimos con nuestra sección de videos donde hacen acto de presencia figuras del cine y de la moda. Esta vez es el turno de 4 actrices que destacan tanto por su trayectoria profesional como por su belleza.

Abrimos con el “enfant terrible” de la música, Robbie Williams, que en el 2002 con el primer sencillo de su disco Escapology fue número 1 en un montón de países vendiendo la friolera de más de 4 millones de copias.  Para el video escogió como acompañante a la guapa Daryl Hannah, (Blade Runner, Splash, Magnolias de acero, Two Much, Kill Bill), lo que acrecentó los rumores de un posible romance entre ambos. Como curiosidad sobre la actriz, decir que de niña perdió parte del dedo índice y que también se le diagnosticó un desorden cercano al autismo. Es evidente que este trastorno lo dejó atrás hace mucho tiempo. Una de las mejores canciones del inglés en mi opinión y un video que en su versión en blanco y negro (existe otra en color) realza la belleza misteriosa de Hannah observando al cowboy Williams.

Un año antes Robbie Williams había rodado otro video con otra actriz muy famosa y cómo no, también guapa (aunque se le ha ido la mano con tanta cirugía), la “oscarizada” Nicole KidmanSwing When You’re Winning fue el título bajo el que Williams grabó canciones de los años 50 y 60. Con la australiana hizo el clásico de Frank y Nacy Sinatra, Something’s Stupid. Vestidos para la ocasión, hacen un dueto con mucho sabor y color a esos años de mediados del siglo XX.

Cambiamos totalmente de registro y nos vamos a la costa este de EEUU, concretamente a Florida.  Tom Petty (59 años el pasado 20 de octubre), rodó un misterioso video para la canción Mary Jane’s last dance, el single de su Grandes Exitos de 1993. Basado en la novela Grandes Esperanzas de Dikens, se puede ver en él a uno de los mitos eróticos de los 80, a la explosiva Kim Bassinger interpretando un papel con poco diálogo realmente. Se dice que la canción habla de la marihuana porque Mary Jane es uno de los nombres por los que se le conoce a la “maría”.

Para cerrar este tercer capítulo, hemos elegido a los incombustibles Rolling Stones y la canción Anybody Seen My Baby del disco de 1997 Bridges To Babylon. En el video aparece una stripper que entonces no era la estrella del celuloide (ni mediática) que conocemos ahora. La sex-symbol Angelina Jolie desplegó todos sus encantos y toda su sensualidad en una canción compuesta por la pareja Jagger-Richards en colaboración con los canadienses KD Lang y Ben Mink.

Las anécdotas hispanas de Joe Strummer (XI)


strummer y radio bemba

Joe Strummer con Manu Chao y Radio Bemba

Estamos llegando a los últimos capítulos de esta colección de anécdotas. Esta es la primera parte del relato de Jesús Arias sobre una fiesta que organizó en Granada el propio Joe Strummer. La historia es absolutamente deliciosa. Y ya veréis cómo termina todo en la segunda entrega. Esperamos que os guste.

CLASH-CUT THE CRAP

Portada de Cut The Crap

“JESÚS, SI HAY UNA FIESTA A GRANADA ESTA NOCHE, ESPÉRATE FOR ME”. Ésa es la dedicatoria que tengo de Joe en la contraportada del disco ‘Cut the crap’ (la cito de memoria, porque el disco debe andar en algún sitio del nuevo apartamento). Significaba: “Jesús, si organizáis alguna fiesta esta noche en Granada, esperadme”. Joe y su castellano…

A Joe le encantaban las fiestas españolas, la ‘juerga’. Eso de salir un día de casa a las once de la noche y volver a las seis de la mañana, o las siete y, sobre todo, pasear por una ciudad a las tres de la mañana y verla llena de gente divirtiéndose, ligando por la calle, parejas besándose en una esquina, chicas borrachas pidiéndole fuego, sin saber quién era, e intentando seducirlo. Como a todos los anglosajones, eso debía sorprenderle muchísimo. Entre mis grandes amigos irlandeses-ingleses que decidieron finalmente vivir en Granada (Fin Costello, que fue el autor de la portada de ‘Made in Japan’, de Deep Purple, ‘Five Miles Out’, de Mike Oldfield o ‘Japan’, de Japan, o Ian Gibson, el mejor biógrafo de Federico García Lorca) siempre se comentaba que España era fascinante por la alegría de la gente, esa fiesta continua que era la noche y la abierta sexualidad de las mujeres, que no se cortan a la hora de mirar, de sonreir o de bailar… A Joe le pasaba exactamente lo mismo: estaba hipnotizado por la vida de Granada. No se podía creer que hubiera una ciudad en el mundo en el que la gente se divirtiera tanto, que hubiera tantísima gente en la calle a las tres de la mañana. De modo que él decidió organizar una “Spanish Fiesta” en casa de Gaby, el Mac Doc, el médico loco.

Curioso: A Gabriel Contreras (a quien pienso convencer para que escriba en ‘ipunkrock’, un radiólogo de los mejores de España, testigo de todo el movimiento punk en el Londres del ‘76) le llamábamos Gaby; la entonces mujer de Joe, una guapísima, rubia y alta chica londinense cuya madre (a la que llegué a conocer) se dedicaba a robar en Supermercados por puro placer (Joe tuvo que sacarla de comisaría más de una vez), se llamaba Gabi (con la que Joe tuvo a sus dos hijas, Jazzy y Lolita) y Gaby vivía en un pueblo granadino (en realidad son dos) llamado Las Gabias. De modo que era todo un juego de palabras cuando Joe me telefoneaba, y se cachondeaba, diciéndome en inglés: “Gabi y yo hemos decidido montar una fiesta contigo en la casa de Gaby en Las Gabias, porque Gabi…” (Gabi and me have decided to make a party in Gabias’ Gaby house ‘cause Gabi…”). Eso, escrito, se lee perfectamente, pero escuchado a través de un teléfono, dicho por Joe a toda velocidad, era una auténtica locura. Yo tenía que decir: “What????”. Y al final, Joe, partiéndose de risa, terminaba entonando: “Gabba, Gabba hey!”, de Los Ramones. Al otro lado del teléfono, oía, a lo lejos, a Gabi partiéndose de risa con los juegos de palabras de Joe, a Joe volviéndome a repetirme el mensaje en inglés complicándolo más aún, para que yo no entendiera absolutamente nada, a Gabi ya tirada por el suelo a carcajada limpia. -Joe: eres un hijo de puta.- Terminaba yo diciendo en español.- ¡Qué hijo de puta eres! -Hijo de puta -repetía Joe- ¡Qué buena palabra, hombre! ¡Tú tienes que enseñarme todo ambiente en cuando decir ‘hijo de puta’. Una vez, bueno, otra vez, malo, muy malo (Quería decir que tenía que enseñarle de qué forma tenía que utilizar la expresión ‘hijo de puta’ para halagar, o ‘hijo de puta’ para insultar… Aquello me requirió días de clase).

Lo que Joe quería era organizar una fiesta en casa de Gaby Contreras, en Las Gabias (un pueblo a 5 kilómetros del centro de Granada), en dónde él y Gabi estaban parando, con la pequeña Jazzy, para agradecerle a todos los amigos del Silbar la manera en que él había sido recibido. Quería que todo el mundo invitara a sus amigos, que aquello se llenara de gente y, sobre todo, poder escuchar a los 091 en directo. No recuerdo la fecha, pero aquello tuvo que ocurrir al principio de la primavera de 1985, porque la fiesta fue al aire libre. Recuerdo que era un sábado, y que Joe me llamó bastante temprano, sobre las once de la mañana, pidiéndome que fuese hasta Las Gabias en autobús para comer en familia (con Gaby, su mujer, Gloria -adorable persona quien, pocos años después, a los 29 años, moriría de un cáncer de pecho- Fernando Romero, hermano de Esperanza y Paloma Romero… Todo muy en familia) y preparar una gran fiesta. Joe también llamó a Javier García Lapido, el manager de 091 y hermano mayor de José Ignacio García Lapido, porque era un hacha en cocinar carne a la brasa en una barbacoa que Gaby (Mac Doctor) tenía cerca de la piscina y porque era un tipo que le caía muy bien. Javier, como siempre nos trató bien a todos los músicos, a los 091, a los TNT, a los KGB, siempre desplegaba una enorme ironía de hermano mayor. Era un tío absolutamente entrañable, sarcástico, irónico, risueño. Su pasión: Los Beatles. Su devoción: el rock. Su trabajo: conseguir que nos pagaran los conciertos. Me gustaría, algún día, escribir algo sobre él, porque, como persona, era la hostia. Si en el grupo Exxon Valdez tocamos la canción ‘Helter Skelter’, de Los Beatles, es gracias a Javier García Lapido. Si la tocamos en la presentación del disco ‘Directo a Nadsat’ (no incluida en la grabación) es por Javier. Y si mi hermano Antonio grabó una maravillosa versión de ‘Helter Skelter’ para el disco ‘Omega’, de Lagartija Nick con Enrique Morente (‘Niña ahogada en un pozo’), fue porque Javier García Lapido siempre nos convenció de que aquélla era la mejor canción de rock jamás escrita. Desgraciadamente, Javier murió en el mismo año que Joe, a los 42 años, el 1 de julio de 2002. La noche anterior había tenido que organizar un concierto de Jamiroquai en Granada y terminó reventado. Se tomó unas cervezas con unos amigos, se fue a casa y, al despertar, sonó el teléfono. Contestó a la llamada. Y se calló para siempre.

Ese mismo Javier apareció, tantos años antes, con una furgoneta cargada de chuletas en la casa de Gaby en la que estaban Gabi y Joe en Las Gabias, Gabba Gabba Hey. También con gente que, en cuestión de una hora, montó un escenario pequeño para que tocaran los 091 aquella misma noche, altavoces, cables, mesa de sonido… Recuerdo que Joe y yo los mirábamos fascinados. Lo hacían todo super-rápido. Joe me comentaba: “They’re really brilliant. I need some kind of people like them for The Clash. Son rápidos, hombre”. Una vez que el equipo estuvo montado, Joe, por primera y única vez que lo ví sobre un escenario, cogió una guitarra, la enchufó, conectó un micro a la mesa, lo enchufó, me miró y me dijo: “Get up here, man. Let’s play”. Me subí, enchufé una de las guitarras que habían traído, le subí el volumen y Joe me preguntó: “¿Qué tocamos?. Le dije: “Around and around”. Rolling Stones. Él dijo: Ok. Y nos pusimos a tocar. Y allí estaba yo, tocando con Joe Strummer y sin público. Sólo él y yo. Creo recordar que Javier García Lapido también se animó, enchufó otra guitarra, se subió al escenario y… a tocar. Improvisamos algunas cosas sin nadie que nos viera. El único público que tuvimos aquella tarde fue Gaby Contreras, que si hubiera sido músico, tambien se habría subido. Hablo de las seis de la tarde en primavera…”

Terminamos con la versión de los Rolling Stones del tema de Chuck Berry que improvisaron en aquella fiesta granadina. Continuará…