Sweet Child O’Mine. La cara intimista de Axl Rose.


Resulta ciertamente increíble, que una pequeña broma entre compañeros de profesión, acabe resultando uno de los mejores temas de la década. Esto fue exactamente lo que sucedió un día a Slash y Steven Adler, ambos componentes del grupo Gun’s & Roses.

Y es que el inicio de Sweet Child O’Mine se gestó a partir de una serie de juegos y bromas entre ambos, mientras calentaban antes de ponerse a tocar. Tanto les gustó el resultado de todo aquello al resto del grupo, que se convirtió en uno de los riff claves de esta canción. El resto lo adornó Axl Rose con una letra, o más bien, poema, a la que por entonces iba a ser su futura esposa.

Con unas dosis de sinceridad inhabituales en un destacado alborotador, el texto incluye frases lapidarias como “odiaría mirar a su amada a los ojos y ver una onza de dolor”.

El publico desafortunadamente escuchó muy poco del solo de Slash, que bendice el largo final de la versión extendida del exitoso álbum Appetite for destruction, debido  a que su discográfica Geffen Records, preocupados por aspectos comerciales, decidió recortar los más de 5 minutos de canción.

Llegó al número uno de los Estados Unidos en 1988, y lo que fue más importante, animó a Axl Rose a componer otro de sus grandes temas, November Rain, donde se le dejó total libertad, si nos atenemos a los 9 minutos que dura la misma, y que formó parte del doble álbum Use your ilusion I y Use your ilusion II, que tanta repercusión tuvo, sobretodo ayudado por el tema You could be mine que formaba parte de la película Terminador II.

Videos glamour & fashion: AC/DC, Guns & Roses, Megadeth y Bon Jovi (X)


Nuestro apartado de hoy se centra en uno de los actores más populares del celuloide…hasta que se convirtió en gobernador de California. Lo de los actores metiéndose a políticos nunca ha sido un cambio muy bien recibido. Dejando esto a un lado y centrándonos en lo que nos interesa, Arnold Schwarzenegger ha participado en varios videos musicales que os vamos a mostrar a continuación. Sin más demoras, nos metemos en harina.

Comenzamos el recorrido en 1991 con los Guns & Roses y su You Cold Be Mine. Os acordaréis que sirvió como banda sonora de Terminator 2: El Juicio Final. Como el austríaco la protagonizaba de nuevo, qué mejor promoción que el mismo actor apareciera con Axl Rose, Slash, Izzy Stradlin y compañía. La canción fue compuesta por este último y trataba sobre su relación con una de sus ex-novias. Aunque escrita antes de su aclamado Apettite for destruction, no la incluyeron finalmente porque no la terminaron a tiempo. Así que formó parte del Use Your Ilussion II, el segundo volumen que publicaron ese mismo año.

De película en película y Arnold repitiendo en 1993 con El Último Gran Héroe. Esta vez los elegidos fueron AC/DC que compusieron Big Gun para su banda sonora. El director del video David Mallet no se rompió mucho la cabeza y grabó algo muy similar al de You Could Be Mine. Como detalles curiosos, decir que esta canción fue la última en la que participó el batería Chris Slade y que nunca la han tocado en directo.

En la misma BSO participó la banda de heavy metal Megadeth con Angry Again. Un soundtrack que lo completaban nombres importantes de aquel año 1993: Alice in Chains, Def Leppard, Anthrax y Aerosmith entre otros. En esta ocasión el intérprete de Conan no participó directamente, sólo salían imágenes de la película.

La última aparición de nuestro protagonista del día se produjo en el 2000 en el video de Say It Isn’t So de Bon Jovi. Resulta soprendente verle otra vez en el papel de Terminator pero tiene sentido al comprobar que el video trata el mundo ficticio existente en Hollywood. Acompañando a “Chuache“, salen también la modelo Claudia Schiffer, Emilio Estévez y Matt LeBlanc.

A %d blogueros les gusta esto: