That’s the way of the world. A la sexta fue la vencida de Earth, Wind & Fire


Algunos grupos consiguen el estrellato con su primer disco pero a otros les cuesta un poco más. Earth, Wind & Fire lo pelearon y lo pelearon hasta que grabaron el que les dio finalmente la fama, su sexto álbum titulado That’s The Way Of The World.

Portada del disco

Las buenas críticas de sus anteriores trabajos no se habían traducido en un gran volúmen de ventas pero en 1974 dejaron atrás esa inercia gracias a una película. Basada en la cara oculta de la industria discográfica, su director, un tal Sig Shore, les contrató para que hicieran la banda sonora y además participaran en el papel de un grupo musical ficticio. Protagonizada por un joven Harvey Keitel, el disco tomó el mismo título que el film y convirtió a Earth, Wind & Fire en la primera formación funky en conquistar el éxito. El LP fue número uno y triple platino y 3 de sus 4 singles también llegaron al top 1.

Shining Star fue uno de ellos y está considerado como la primera canción funky en tener un éxito “mainstream”. Además del número 1, ganó un Grammy y vendió 1 millón de copias. casi nada!

Otro de los singles fue este That’s the way of the world, que aunque sólo pudo llegar al puesto 5, también es una de sus canciones más reconocidas. El característico falsete de su cantante Philip Bailey en todo su esplendor.

A %d blogueros les gusta esto: