Loquillo y Trogloditas y Barcelona


En nuestro recorrido viajero a través de las canciones, recalamos en esta ocasión en la capital de Cataluña de la mano de Loquillo y Trogloditas. Con el grupo de Jose María Sanz (verdadero nombre del de Clot) ya visitamos Madrid en un artículo anterior con otro de sus “himnos”. Si En las calles de Madrid la letra hablaba de una ciudad que se abría a los nuevos tiempos, donde las oportunidades empezaban a surgir y los jóvenes con inquietudes podían realizarse, en Barcelona Ciudad sucede todo lo contrario. Sabino Méndez hablaba de un lugar sin futuro y axfisiante, donde había que escapar si querías cumplir tus sueños. Precisamente ese fue el recorrido que hizo el grupo, y fue en la capital donde empezaron a despegar y a conseguir el éxito que durante tantos años les acompañó.

Aquí en Barcelona ciudad
buscas tu oportunidad
de poder escapar de Barcelona ciudad.

Aquí en Barcelona ciudad
tu infancia quedó muy atrás
y tu juventud se perdió
entre canción y canción.

Aquí en Barcelona ciudad
no existe un solo lugar
donde poderte colgar
en Barcelona ciudad.

Aquí en Barcelona ciudad
tu sueño no se hará realidad.
Ardiendo en tu habitación,
sentado en cualquier rincón,
esperando con pasión
tus dosis de Rock´n Roll.

Aquí en Barcelona ciudad
harto ya de esperar
a una chica irreal
en Barcelona ciudad.
Amor es una palabra casual
y el sexo un juego más
en Barcelona ciudad.

Loquillo y Trogloditas y Madrid


Nuestro particular viaje a ciudades de todo el mundo a través de las canciones, se detiene hoy en la capital del reino de España, en el tiempo del Madrid de la Movida. El grupo de origen barcelonés Loquillo y Los Trogloditas desembarcaron allí en aquellos primeros años 80. Pronto entablaron amistad con distintos personajes de la fauna artística madrileña y en 1984 publicaron con DRO ¿Dónde estabas tú en el 77? Un segundo disco cuya canción de apertura hablaba precisamente de la ciudad que les había acogido.

En las calles de Madrid era su título y en ella se hablaba de un nuevo Madrid, de los tiempos modernos que se abrían paso después de la dictadura. Su autor, Sabino Méndez, hacía además referencia a dos nombres concretos, a Carlos Sánchez Pérez, pintor más conocido como Ceesepe, y a Pepe Risi, miembro de una banda fundamental del rock capitalino, Burning.

Una de las composiciones más rápidas de los catalanes y una de mis preferidas de su repertorio. Pura energía en directo como en las siguientes actuaciones.

Y de una forma más reposada cantada por su propio autor.

Madrid…
Sólo hay un secreto que me lleva hasta aquí.
Que ha muerto el silencio en las calles de Madrid.
Alma de Ceeseepe late muy dentro de ti.
Piérdeme. La muerte será dulce… en Madrid.

Cuando los gamberros tienen acceso a un poder,
y cuando los dandis muestran su desfachatez.
cuando sus mujeres se han negado a crecer.
Cuando la locura ha vencido a la vejez.

Madrid…
Llévame en tu coche a algún vicio por ahí.
Búscame en las ondas alguien que hable para mí.
Dile a Pepe Risi que ya puede sonreír,
él mató al silencio en las calles de Madrid.

Loquillo: 30 años de Rock de fachada


Estamos en los primeros días del recién estrenado año y los buenos propósitos se apoderan de todos nosotros. O eso dicen porque luego siguen existiendo los mismos des-propósitos de siempre. Nosotros ni nos vamos a poner a dieta, ni nos apuntaremos a un gimnasio ni a clases de inglés. Y además para empezar con fuerza y aprovechando que hoy es la noche de los Reyes Magos, repartiremos regalos y carbón a uno de los representantes clave del rock en español, Loquillo.

Recientemente acaba de salir al mercado una caja recopilatoria con una selección de la extensa trayectoria del catalán (afincado en Donosti desde hace años) titulada 30 años de rock. Un producto necesario para resumir las 3 décadas de su carrera en las que ha pasado a convertirse en un personaje fundamental para explicar el rock cantado en castellano. Desde sus triunfales años 80 y principios de los 90, hasta la acertada reconversión de finales del pasado siglo, Loquillo acompañado de Los Trogloditas o en solitario, ha logrado formar una obra envidiable y que con el paso del tiempo se vuelve si cabe más importante.

Crecí con las canciones más famosas de su repertorio cuando Sabino Méndez (su principal compositor de grandes éxitos) aún estaba dentro del grupo. La banda sonora de mi adolescencia y juventud se compone de muchas de ellas como Cadillac Solitario, El Ritmo del Garaje, El Rompeolas, La Mataré, Autopista, Rock Suave, En Las Calles De Madrid o Barcelona Ciudad. Espléndidos retazos de un grupo que llegó a lo más alto y que después de la traumática salida de Méndez, supo enfocar su futuro más o menos con autenticidad. Hasta aquí los regalos de Reyes para el amigo Loquillo.

El carbón se lo voy a dar por diferentes razones. Su personaje nunca me lo he creído, ni antes ni ahora. Su imagen de tipo con principios, decidido, chulo, incorruptible, amigo de sus amigos, ilustrado y culto, no me lo he tragado jamás. En la independiente DRO todavía se acuerdan de él en sus tiempos dorados de los 80 cuando les aseguraba rotundamente que no iba a fichar por ninguna multinacional. Incluso su hoy amigo y colaborador Sabino, enfrentado a él durante tantos años, cuestionaba ese papel que adoptaba en público y que difería bastante de su verdadera imagen detrás del escenario. Seguramente ahora que son amiguetes no sostenga lo mismo pero escrito está en su primer libro Corre Rocker.

Su abrazo a los personajes más rancios y extremistas de la derecha le hacen también acreedor a otro ladrillo de carbón. Motivado por la marginación que ha sufrido en Cataluña por no seguir el paso del nacionalismo catalán, ha encontrado en Jiménez Losantos y César Vidal a dos compañeros de fatigas en sus críticas a Cataluña. El enemigo les ha unido (además Méndez también se ha juntado a este entrañable grupo después de limar asperezas con el cantante). Es posible que Loquillo se haya podido sentir ninguneado por los nacionalistas, desconozco el dato, pero desde hace algún tiempo el partido que gobierna es el PSOE, así que no sé cuál es su argumento en este caso.

La “amistad” con estos ex-periodistas de la COPE resulta sorprendente cuando este hijo de republicano se sentía orgulloso de ello como escribía en su libro El Chico de la Bomba. Dicen que la política hace extraños compañeros de cama, y algo parecido debe haber en ello. Resulta también sonrojante leer en el blog de Sabino Méndez la alabanza que hace a Losantos y a Vidal, mezclado con un apoyo a la teoría de la conspiración en el 11-M. Del todo bochornoso.

Como broche final dos entrevistas que resultan similares tanto en las preguntas como en el peloteo mutuo, y que a veces dan ganas hasta de vomitar. Como se suele decir, separemos la obra de la persona.