Tres canciones para una semana (VI)


Nuestra propuesta semanal viene marcada por la actualidad. Los nuevos trabajos de Arcade Fire, Manic Street Preachers y Eric Clapton, tienen cabida aquí por su indudable calidad.

Empezamos con los canadienses Arcade Fire, que han publicado un magnífico tercer álbum titulado The Suburbs. Una colección de canciones interesante de principio a fin. Una de ellas, Sprawl II (Mountains Beyond Mountains) está sobresaliendo sobre el resto pero sin desmercerla en absoluto, nosotros de momento nos quedamos con este Half Light II (No Celebration).

Continuamos con los galeses Manic Street Preachers que acaban de publicar Postcards From A Young Man, un excelente disco con una curiosa foto como portada: un joven Tim Roth desnudo de cintura para arriba con una polaroid en la mano. Y es que James Dean Bradfield, su cantante y guitarrista, es fan suyo desde hace tiempo. El single elegido es (It’s no war) Just the end of love , una buena canción que abre el álbum y que continúa con este exquisito Some kind of nothingness, en el que colabora en la parte vocal Ian McCulloch, lider de Echo & The Bunnymen.

Terminamos con el incombustible Eric Clapton, que a sus 65 años acaba de editar su decimonoveno disco en solitario bajo el simple título de Clapton. En él combina covers de blues, su género favorito, o jazz como Rockin chair, con nuevo material. Como acaba de salir al mercado y no hay mucho material audiovisual, rescatamos una de mis favoritas de su repertorio, este potente She’s Waiting en el Live Aid de 1985 con Phil Collins en la batería.

Canciones de película: Oficial y caballero, Armas de mujer y Buster (V)


No nos habíamos olvidado de nuestra sección más peliculera. Aquí tenéis otra ración de canciones que han sido parte importante del éxito de los films donde han participado. Hoy os traemos una pareja ganadora de sendos Oscars y otra que optó al premio sin conseguirlo y que seguramente ninguna os serán desconocidas.

Nos situamos en 1982, España se encarga de organizar el mundial de fútbol con Naranjito de mascota oficial. En lo que al celuloide se refiere, Ghandi arrasa con 8 estatuillas. En lo relativo a lo musical, entre las que disputan el codiciado premio se encuentran Eye of the Tiger (Rocky III), It Might Be You (Tootsie) o If We Were In Love (Yes, Giorgio) protagonizada por el tenor Luciano Pavarotti. La que se lo lleva finalmente es Up Where We Belong interpretada por Joe Cocker y Jennifer Warnes, esta última especializada en temas para la gran pantalla y repitiendo éxito años después con Dirty Dancing. El inglés viviría una segunda juventud en la década de los 80 con éxitos como éste o con el himno del striptease You Can Leave Your Hat On de Nueve Semanas Y Media. Up Where We Belong formaba parte de la banda sonora de Oficial Y Caballero, junto a otras tan conocidas como Tunnel Of Love de Dire Straits. An Officer And A Gentleman fue uno de los primeros éxitos taquilleros de Richard Gere, en la que interpretaba a un cadete de la escuela de la marina cuyo sargento (Louis Gossett, Jr) se las hace pasar canutas. Por si fuera poco, él y su mejor amigo se enamoran de dos chicas del pueblo (Debra Winger y Lisa Blount), enredando más la madeja de la trama.

Saltamos en el tiempo hasta 1988 y allí nos encontramos con otra conocidísima película, Armas De Mujer. Ese año Rain Man con Dustin Hoffman a la cabeza se llevó el preciado galardón, dejando a Working Girl (título original) con la miel en los labios a pesar de sus 5 nominaciones. Melanie Griffith , una de sus protagonistas, se quedó también sin el codiciado premio. El único triunfo fue el de su canción Let The River Run. Una composición de Carly Simon que es la única, junto a Philadelphia de Bruce Springsteen, en haber ganado los 3 grandes premios (Oscar, Globo de Oro y Grammy) y haber sido compuesta, escrita e interpretada únicamente por un mismo artista en solitario. En la banda sonora también nos podemos encontrar con el Lady In Red del irlandés Chris De Burgh o el I’m So Excited de las Pointer Sisters.

La última de este lote se quedó en puertas de lo más alto precisamente por culpa de Let The River Run. Two Hearts de Phil Collins ni tampoco Calling You de la película Bagdad Cafe, las únicas candidatas en ese 1988, no pudieron con Caryl Simon. El integrante de Genesis, además de escribirla junto a Lamont Dozier, asumió el papel de actor principal de Buster, que así se llamaba la película. Para la banda sonora grabó además la versión de A Groovy Kind Of Love, una antigua canción de 1965 compuesta por Sager y Wine. Una BSO repleta de magníficos clásicos como I Got You Babe, Keep On Running, Sweets For My SweetI Just Don’t Know What To Do With Myself entre otros.