Canciones sobre mineros


1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9…mamboooo. Desde ayer los medios de comunicación parece que van cantando así la liberación de los mineros chilenos. Su espaciada salida a la superficie les está permitiendo personalizar la historia particular de cada minero como si de una expulsión de la casa de Gran Hermano se tratara. Como nosotros no nos dedicamos a estos asuntos, les dejaremos a los medios serios esta tarea y nos centraremos en el aspecto musical. Por eso, rescatamos 3 canciones que tratan sobre los mineros,  sobre sus accidentes, sus conflictos, en definitiva, sobre el trabajo duro de la mina.

Abrimos fuego con Red Hill Mining Town del grupo irlandés U2. El tema iba a ser el segundo single de presentación del Joshua Tree (1987) tras With Or Without You pero finalmente lo fue Still Haven’t Found What I’m Looking For. De hecho rodaron un video dirigido por Neil Jordan, pero desecharon la idea porque Bono no podía cantar notas tan altas durante los ensayos de la gira y además quedaron descontentos con el resultado final de la filmación. La letra habla de las tensas relaciones entre los mineros y sus familiares que provocó la huelga minera de 1984 en Irlanda.

Seguimos con los australianos Midnight Oil. Grupo concienciado con la ecología, su lider Peter Garret fue ministro de medio ambiente- publicaron en 1990 Blue Sky Mining, un disco cuyo primer sencillo se llamaba Blue Sky Mine. ¿A qué mina se referían? Concretamente a  la de Wittenoom en el oeste australiano. Durante casi 20 años, trabajadores, familias, turistas y cualquier persona que pasó por allí estuvo expuesta a altísimos niveles de  amianto. Miles de personas han desarrollado múltiples enfermedades. Para el 2020 se estima que 1 de cada 3 las desarrollen. Murieron 692 trabajadores por Mesotelioma Pleural y otros 183 de cáncer. En 1988 las víctimas ganaron el juicio contra la empresa minera y recibieron indemnizaciones millonarias. El video de la canción no se puede insertar, pinchando en este enlace lo veréis. Debajo una actuación en directo del grupo.

La tercera canción es The Ballad Of  Springhill, escrita por Peggy Seeger, la hermana de Pete Seeger y esposa de Ewan McColl. El tema recuerda la tragedia vivida en la mina de Springhill en Canadá, en la que murieron 74 mineros por una explosión dentro de la mina que provocó un movimiento sísmico en la zona. Esta explotación minera fue especialmente castigada por los desastres. Al mencionado de 1958, hay que sumarle el primero ocurrido en 1891 a causa del fuego provocado por el polvo del carbón en el que murieron 125 hombres, y el de 1956 por una explosión que mató a 39.

La canción fue renombrada por el músico irlandés Pauline Scanlon como Springhill Mining Disaster, nombre por el que es más conocida sobre todo por las versiones de U2 y de los Dubliners. Con la de estos últimos terminamos.

Guantanamera, guajira Guantanamera


Existen numerosas canciones populares que generan controversia cuando se indaga en el origen de la misma.  Una de las más conocidas es una canción popular cubana titulada Guantanamera.

Oficialmente se atribuye a José Fernández Díaz, más conocido como Joseíto, y la letra más comúnmente aceptada, a Julián Orbón. Surgen discrepancias en cuanto a la autoría de Joseíto, ya que él mismo ha contado diversas historias sobre el origen de la misma.

Incluso existen otras teorías que sitúan sus raíces en el propio Guantánamo. La historia paso a transcribirla tal cual aparece en la Wikipedia:

“La canción surgió en Guantánamo un sábado de julio de 1929, durante el cual un grupo de amigos se encontraba trabajando, mientras cantaban. Entre ellos se encontraba Herminio García Wilson, panadero de profesión, al que apodaban “El Diablo”. El grupo de amigos vio pasar a una mujer hermosa y la piropearon, según dijo el propio Wilson, de forma completamente cortés. Pero ésta respondió ofendida, por lo que uno de ellos exclamó “¡Eh, qué se habrá figurado la guajira guantanamera esta!”. Wilson buscó una música para acompañar la exclamación de su amigo, y la tocó esa misma noche durante una fiesta en casa de Silverio Bosch Dubois”.

Lo que sí es innegable, es que parte de la culpa de que hoy conozcamos la Guantanamera, se debe a Pete Seeger, que utilizando la letra adaptada de Julián Orbón de los primeros versos de los “Versos Sencillos” de José Martí, internacionalizó la misma. Como era lógico, Joseíto, reclamó los derechos de autor, y ambos tuvieron que llegar a un acuerdo.

Dejando a parte la polémica que envuelve a la canción, lo que es notorio es que su grado de difusión, la ha convertido en un clásico, en parte gracias a numerosos artistas que la han incluído en su repertorio. A continuación paso a mencionar alguno de ellos.

La reina de la frescura, y de la simpatía, la gran Celia Cruz, que como demuestra en este video de 1967, ya nos endulzaba con su “azucar”,

La segunda referencia nos lleva a Joan Baez, que al igual que Pete Seeger, fue una gran comprometida con la causa de los derechos humanos.

El propio Pete Seeger como no!, que popularizó la canción y que el propio gobierno cubano premió con la Orden Félix Varela de Primer Grado, en el año 1999.

El artista español más internacional durante muchos años, Julio Iglesias, también realizó su versión.

Compay Segundo

Wyclef Jean, junto a Celia Cruz

Una revisión curiosa de Jose Capmany, del clásico, en versión mas rockera.

Y en Euskadi uno de los grupos más importantes del rock en euskera Hertzainak, hizo una excepción para cantarla en castellano. En esta actuación su vocalista Gari comparte micrófono con Ruper Ordorika y el cantautor vasco ya fallecido Mikel Laboa. Les acompañan en el escenario los músicos de Oskorri Bixente Martinez, Anton Latxa, Fran Lasuen y Natxo de Felipe.

A %d blogueros les gusta esto: