Sin palabras, sin comentarios, solo música


Después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música.

Elie Goulding – Guns and Horse

Vetusta Morla – Copenhague

MGMT – Time to Pretend


A %d blogueros les gusta esto: