Burning y Madrid


Seguimos viajando por distintas ciudades a través de las canciones. Hoy tenemos en esta sección a Burning, uno de los grupos madrileños por antonomasia. Muchas de sus canciones  están inspiradas en la ciudad que les vio nacer como formación, y más concretamente en su barrio, La Elipa, pero sólo hay una que se titula Madrid. Así llamaron también a su primer LP publicado en 1978, demostrando como carta de presentación de dónde venían. Los Pepe Risi, Johnny Cifuentes, Toño Martín y compañía fueron arrinconados mediáticamente por la posterior “movida madrileña” (exceptuando sus lazos de amistad con músicos como Antonio Vega, los hermanos Urquijo, el mismo Loquillo, etc), pero su rock callejero de ritmos stonianos siempre tuvo un público fiel y numeroso.

En Madrid reflejan esa relación amor-odio que muchos de sus habitantes tienen hacia ella pero con un toque más canalla, más chuleta, más de barrio. Una característica que han mantenido a lo largo de su discografía (siguen en activo a pesar de haber perdido en el camino a varios de sus miembros) y que ha creado escuela en otros grupos de la capital como Los Ronaldos o Pereza.

En el siguiente video tenéis una rareza de 1977, un año antes de editarla, cuando la interpretaron para un programa de RNE.

Tendrías que verla vestirse
Por las noches para salir
Y hacerse la calle…
Apoyada en un farol

Ah no, sin vivir en Madrid no lo entenderás,
Ah no, sin vivir en Madrid no lo entenderás,
Ah no, no podrás, ah no, no podrás
Ah no, no, no, no…

En su bolso hay colorete
Y una botella de ron
Y en su brazo un tatuaje
Con el nombre de su amor

Ah no, sin vivir en Madrid no lo entenderás
Ah no, sin vivir en Madrid no lo entenderás
Ah no, no podrás, ah no, no podrás,
Ah no, no podrás, ah no, no, no, no…

Hey, Madrid te odio
Pero que le voy a hacer
No puedo dejarte
Y quedarme sin mujer

Tendrás que sentir
Las caricias de Madrid sobre tu piel
Y escribir con tu sangre
Madrid eres mi mujer…

Y en el invierno
Y tu entraste en mi corazón
Y aquí fue lamiendo
Las heridas de tu amor

Ah no, sin vivir en Madrid …

Loquillo y Trogloditas y Madrid


Nuestro particular viaje a ciudades de todo el mundo a través de las canciones, se detiene hoy en la capital del reino de España, en el tiempo del Madrid de la Movida. El grupo de origen barcelonés Loquillo y Los Trogloditas desembarcaron allí en aquellos primeros años 80. Pronto entablaron amistad con distintos personajes de la fauna artística madrileña y en 1984 publicaron con DRO ¿Dónde estabas tú en el 77? Un segundo disco cuya canción de apertura hablaba precisamente de la ciudad que les había acogido.

En las calles de Madrid era su título y en ella se hablaba de un nuevo Madrid, de los tiempos modernos que se abrían paso después de la dictadura. Su autor, Sabino Méndez, hacía además referencia a dos nombres concretos, a Carlos Sánchez Pérez, pintor más conocido como Ceesepe, y a Pepe Risi, miembro de una banda fundamental del rock capitalino, Burning.

Una de las composiciones más rápidas de los catalanes y una de mis preferidas de su repertorio. Pura energía en directo como en las siguientes actuaciones.

Y de una forma más reposada cantada por su propio autor.

Madrid…
Sólo hay un secreto que me lleva hasta aquí.
Que ha muerto el silencio en las calles de Madrid.
Alma de Ceeseepe late muy dentro de ti.
Piérdeme. La muerte será dulce… en Madrid.

Cuando los gamberros tienen acceso a un poder,
y cuando los dandis muestran su desfachatez.
cuando sus mujeres se han negado a crecer.
Cuando la locura ha vencido a la vejez.

Madrid…
Llévame en tu coche a algún vicio por ahí.
Búscame en las ondas alguien que hable para mí.
Dile a Pepe Risi que ya puede sonreír,
él mató al silencio en las calles de Madrid.

Hoy La Vi. La Canción Póstuma De Enrique Urquijo


Inauguramos la sección de Canciones con Historia con una que tiene una connotación dolorosa tanto por el antes como por el después de su creación.

Enrique Urquijo, cantante y compositor del grupo madrileño Los Secretos, plasmaba su vida en las letras de sus canciones con un estilo sencillo y sin artificios. Su difícil relación con su primera novia, Eloísa García Moreno, provocada por la peculiar personalidad de Enrique y por la estricta educación del padre de ella, le marcó hasta el final. Fuente de inspiración para muchas de sus canciones como El Primer Cruce, que narraba fielmente cómo ella se escapaba de su casa para verse con él o Quiero Beber Hasta Perder El Control, que contaba de manera desgarrada lo que le supuso la ruptura, su separación le sirvió para alimentar su figura de corazón roto.

Una noche de primavera de hace 10 años Enrique fue a ver un concierto al bar Honky Tonk en Madrid. Allí se encontró con ella 15 años después. Estuvieron charlando sobre sus vidas y quedaron en llamarse para que ella conociese a la hija del músico. Ese encuentro le afectó bastante y al llegar a casa sin dormir escribió Hoy La Ví. Más tarde grabó la pista de voz. Meses después el 17 de Noviembre de 1999, Enrique Urquijo el miembro fundador de Los Secretos moriría en una calle llamada, paradójicamente, Espíritu Santo. Hoy La Ví no se publicaría hasta 1 año mas tarde en el disco homenaje A Tu Lado. Así que esta es la historia de una canción póstuma.