SS President, un barco de vapor como sala de conciertos


El escenario singular del que vamos a hablar hoy es nada más y nada menos que un barco, concretamente un barco de vapor. El SS President, originariamente bautizado como Cincinnati, fue construido en 1924 para dar un servicio de transporte de pasajeros entre Cincinnati y Louisville (Kentucky).

En el siguiente video podéis ver unas curiosas imágenes del barco tanto de su estado actual como de su pasado glorioso.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el SS President permaneció en New Orleans como lugar para eventos nocturnos. Fue a partir del año 1981 cuando comenzaron a celebrarse conciertos de rock. El artista que lo inauguró fue Fats Domino, al que le siguieron infinidad de nombres como Chuck Berry, Jerry Lee Lewis, Jose Feliciano, James Brown, Cindy Lauper, Tina Turner, U2, Echo & The Bunnymen, Madness, Steve Ray Vaughan, Little Steven, Clarence Clemons, B-52’s, A Flock Of Seagulls, The Cold, The Blackbeats, BB King, Iggy Pop, Lenny Zenith & Pop Combo, Peter Tosh, The Mamas & The Papas, Joan Jett, Ramones y un largo etcétera que podéis leer en este manuscrito de uno de los  ingenieros jefes del barco.

 

U2 delante del SS President

Como podéis comprobar muchos nombres importantes de la música pasaron por este barco hasta 1988, fecha a partir de la cual no hubo más conciertos. Posteriormente pasó a ser un casino y tras un paréntesis retirado del servicio, su compañía propietaria lo puso en venta. El año pasado se desmontó por piezas y fue llevado a Illinois. Actualmente un grupo de empresarios quiere destinar su uso como hotel y sitio turístico.

No existen muchos videos de esas actuaciones. Algunas de las que hemos podido rescatar son las siguientes:

Steve Ray Vaughan interpretando Pipeline junto a su hermano Jimmy  el 28 de febrero de 1987 , con una guitarra de doble mástil.

El grupo The Cold en junio de 1982.

The Backbeats y su directo de 1983.

Lenny Zenith & Pop Combo también actuaron en 1983.

I love Rock ‘N’ Roll. La canción de Arrows que popularizó Joan Jett.


La historia de la canción I love Rock ‘N’ Roll, resulta cuanto menos curiosa. Sus autores originales son una banda neoyorkina llamada Arrows. Formada por Alan Merril, Jake Hooker y Paul Varley, gracias a un éxito de mediados de 1974, titulado A Touch Too Much, tuvieron su propia serie televisiva, con el reporte de fama que esto suponía. El problema es que no pudieron sacar provecho de esta inestimable publicidad, ya que por temas legales no podían lanzar ningún disco mientras permaneciese la serie en antena.

Más tarde, se decidieron a escribir un himno para los amantes del pop. Su nombre I Love Rock ‘N’ Roll, pero pasó totalmente desapercibido. Parecía el final de la banda, ya que los siguientes sencillos tras este, fueron también fracasos.

Pero la diosa fortuna parecía aliarse con ellos en forma de nueva serie. Ya se hacían a la idea del resurgimiento de su carrera, cuando nuevamente se vieron con el mismo impedimento que en la anterior aparición televisiva. No podían publicar temas mientras durara la serie. Esta fue la gota que desbordó el vaso y se separaron en 1977.

Lo sorprendente es que la canción I Love Rock ‘N’ Roll, no había pasado desapercibida para algunos artistas, y la primera en decidirse en dar un paso hacia adelante, fue una joven llamada Joan Jett. Jett, nacida Joan Marie Larkin, había formado parte del grupo The Runaways, y decidió incluir una versión de este tema como sencillo de lanzamiento de su tercer álbum. Corría el año 1982, y el single alcanzaba a mediados de marzo de este año, el numero uno en Estados Unidos. Esta era la gran recompensa para el grupo Arrows, ya que los dividendos que lograron recaudar por derechos de autor fueron cuantiosos.

Muchos años después, una mediática jovencita rubia llamada Britney Spears, decidía realizar también su propia versión del I Love Rock ‘N’ Roll.

Recientemente se ha estrenado una película sobre la banda en la que militó Joan Jett, The Runaways.