High and Dry. No es mala, es muy mala


Resulta un poco desalentador que una de tus canciones favoritas la tilde su propio autor como: “No es mala, es muy mala”. Pese a esto, yo sigo “erre  que erre” con este tema. El autor de estas “alabanzas” a su canción es Thom Yorke, líder de Radiohead, y la canción de la que os hablo es High and Dry.

Fue lanzada en 1995 como primer single de su segundo álbum titulado The Bends, y es una de los temas que más agrada al público. Aunque debe resultar cierto que no les gusta mucho al grupo, ya que durante diez años no la han tocado nunca en directo.

Aunque escrita en la etapa de composición de su primer disco, Pablo Honey, fue rechazada curiosamente por su sonido parecido a una canción de Rod Stewart. Así que durante la grabación de su segundo disco, la remasterizaron, y la incluyeron tal cual en el álbum.

El tener que ser aceptado muchas veces obliga a cambios forzados que te hacen perder la perspectiva de quién es uno mismo. Así entiendo yo esta canción, aunque según Radiohead, está dedicada a un famoso motociclista de acrobacias de la década de los 60 y 70, llamado Evel” Knievel.

Como toda canción conocida que se precie, suelen salir versiones de la misma. Una que me ha sorprendido es la que realizó Lele, componente de Van Van, para el disco Rhythms del Mundo, disco fruto de la unión de los sonidos afro-cubanos de The Buena Vista Social Club con temas clásicos de grupos como U2, o los propios Radiohead.

Otras versiones.

Jaime Cullum

Jorge Drexler

Letra de la canción

Two jumps in a week, I bet you think that’s pretty clever don’t you boy.
Flyin’ on your motorcycle, watching all the ground beneath you drop.
You’d kill yourself for recognition, kill yourself to never ever stop.
You broke another mirror, you’re turning into something you are not.

Don’t leave me high, don’t leave me dry.
Don’t leave me high, don’t leave me dry.

Drying up in conversation, you will be the one who cannot talk.
All your insides fall to pieces, you just sit there wishing you could still make love.
They’re the ones who’ll hate you when you think you’ve got the world all sussed out.
They’re the ones who’ll spit at you. You will be the one screaming out.

Don’t leave me high, don’t leave me dry.
Don’t leave me high, don’t leave me dry.

Oh it’s the best thing that you’ve ever had,
The best thing that you’ve ever, ever had.
It’s the best thing that you’ve ever had
The best thing you’ve had has gone away.

Don’t leave me high, don’t leave me dry.
Don’t leave me high, don’t leave me dry.

So don’t leave me high, don’t leave me dry
Don’t leave me high, don’t leave me dry
Don’t leave me high.
Don’t leave me high.
Don’t leave me dry.

Videos glamour & fashion: monográfico sobre Kate Moss (IX)


El noveno capítulo de nuestra sección con más glamour lo va a protagonizar de principio a fin la top-model Kate Moss. Como veremos a continuación, la británica ha participado en muchos videos musicales.

Su debut se produjo con los dublineses An Emotional Fish que tuvieron una efímera carrera aunque con picos de cierta relevancia. Actualmente están en el más profundo de los olvidos, algo tal vez injusto ya que su discografía tiene momentos para rescatar. Como por ejemplo el single Lace Virginia de su segundo disco titulado Celebrate que alcanzó el número 4 en las listas irlandesas. Esto sucedió en 1990 y la modelo hacía entonces su primera colaboración con el mundo de la música.

Kate Moss parece que le cogió el gustillo a esto de salir en videos y también por los grupos un tanto underground. En 1997 los Primal Scream sacaban al mercado Vanishing Point y  Kowalski fue la elegida como primer sencillo. La canción se aleja del rock alternativo que hacían y se adentra por el ambient o el dub. La modelo aparece en una historia sórdida mezclada con la música hipnótica de los escoceses.

Seguimos en el mismo año ya que también participó en un video de  Elton JohnSomething about the way you look tonight fue la canción que dedicó Reginald Kenneth Dwight (su verdadero nombre) al diseñador Versace, asesinado ese mismo año. Se da la circunstancia que salió como un single de doble cara A, compartiendo protagonismo con otra dedicatoria cargada de emotividad como fue el Candle in the wind en honor a Lady Di. En el video además de Kate Moss (a la que no se le ve demasiado), aparecen actores y actrices de la serie de la BBC This Life y la también modelo Sophie Dahl (casada recientemente con Jamie Cullum).

La siguiente artista con la que decidió colaborar fue con un auténtico mito como Marianne Faithfull. La ex-amante de Mick Jagger ha tenido una vida como una montaña rusa, de subidas y bajadas, pero a pesar de sus altibajos ha actuado en muchas películas y también ha completado una interesante discografía desde aquél lejano As Tears Go By que le escribieran Jagger y Richards. En el 2002 sacó al mercado Kissin’ Time, un disco en el que se rodeó de diversas figuras del pop como Damon Albarn (Blur), Jarvis Cocker (Pulp), Dave Stewart (Eurythmics), o Billy Corgan (Smashing Pumpkins). Con Beck grabó Sex With Strangers. En el video no esperéis nada de lo que insinúa su título, estáis avisados.

Con White Stripes llegaría el escándalo en el 2003. Para la versión del I just don’t know what to do with myself de Dusty Springfield rodaron un video de alto voltaje. Los hermanos White eligieron a Sofia Coppola (Lost in Translation) para que lo dirigiera y en él se puede ver a la top-model desplegar todos sus encantos. La adaptación de este clásico es igual de salvaje que los movimientos insinuantes de Kate en la barra.

Cerramos este monográfico con dos del gran Johnny Cash. En 1994 “el hombre de negro” resurgía de la mano del afamado productor Rick Rubin, iniciando una serie de discos bajo el nombre de American Recordings. En este rescataba algunas de sus antiguas canciones así como versiones de Leonard Cohen y Tom Waits entre otros. Para promocionarlo eligieron Delia’s Gone, una de sus viejas grabaciones de 1962. El video lo dirigió Anton Corbijn (director de Control, biopic sobre Ian Curtis de Joy Division), prestigioso fotógrafo y responsable de multitud de videos.

Conocer a Rick Rubin le supuso a Johnny Cash recuperar el prestigio perdido. El productor le hizo un gran favor al fundar el sello American Recordings. Lástima que nos dejara en el 2003 aunque después tuvimos la suerte de seguir escuchando canciones póstumas. En el 2006 salió el quinto volumen titulado A Hundred Highways. En la tradicional God’s gonna cut you down aparecía un amplio elenco de figuras de la música, y entre ellas nuestra protagonista, la ex- de Pete Doherty, la polémica modelo que le pillaron esnifando cocaína, la que aumentó sus ingresos publicitarios después de este escándalo, la que recorrió las mejores pasarelas del mundo,  Kate Moss junto a grandes nombres como:

Iggy Pop, Kanye West, Chris Martin, Kris Kristofferson, Patti Smith, Terrence Howard, Flea, Q-Tip, Adam Levine, Chris Rock, Justin Timberlake, Sir Peter Blake, Sheryl Crow, Dennis Hopper, Woody Harrelson, Amy Lee, Tommy Lee, the Dixie Chicks, Mick Jones, Sharon Stone, Bono, Shelby Lynne, Anthony Kiedis, Travis Barker, Lisa Marie Presley, Kid Rock, Jay-Z, Keith Richards, Billy Gibbons, Corinne Bailey Rae, Johnny Depp, Graham Nash, Brian Wilson, Rick Rubin y Owen Wilson.

High And Dry. Radiohead vs Jamie Cullum


Volvemos a la carga enfrentado canciones originales y versiones. Hoy es el turno de High And Dry, una de las canciones más significativas del grupo británico Radiohead. En 1995 publicaron su segundo disco titulado The Bends, que tenía la difícil papeleta de superar el éxito de su debut con el megahit Creep. Aunque High And Dry la compusieron en las sesiones de grabación de su primer disco Pablo Honey (la desecharon porque creían que sonaba a Rod Stewart) no fue hasta ese momento cuando se decidieron a incluirla. Una canción que personalmente me ha ido ganando con cada escucha.

Se han hecho varias versiones de la canción, por ejemplo la del cantante uruguayo Jorge Drexler, pero me he decidido por la de Jamie Cullum. Este joven músico de jazz, que se ha adentrado también en el cine (El Diario de Bridget Jones y Gran Torino), le da un aire diferente (a pesar de que su música está alejada de la propuesta de Radiohead), y la canción gana en otro tipo de matices. Una versión que empieza con una introducción al piano y que poco a poco va in crescendo. La conocías? Qué te parece respecto a la original?