Chase, o cuando la electrónica irrumpió en los Oscars


En un artículo que publicamos en este mismo espacio sobre canciones de películas como La Historia Interminable, hacíamos una rápida referencia a nuestro protagonista de hoy. En esta ocasión nos extenderemos un poco más sobre su relevancia y concretamente sobre lo que supuso una canción para su carrera. Giorgio Moroder ganó el Oscar a la mejor banda sonora original en 1978 por su trabajo en El Expreso de Medianoche y Chase se convirtió desde entonces en una melodía muy popular.

Donna Summer y Giorgio Moroder

Además de vencer a candidatos de la importancia de Ennio Morricone y John Williams, Moroder marcó un hito en la historia de la música por otra razón. Por primera vez una canción interpretada sólo con instrumentos electrónicos ganaba una estatuilla dorada. Pero esta condición de precursor no le era desconocida al italiano. Un año antes, en 1977, había hecho lo mismo junto a Donna Summer al componer I Feel Love electrónicamente en su totalidad. Además su influencia pronto se extendió a otros artistas. El mismo David Bowie admitió que tuvo mucho que ver en su famosa trilogía berlinesa junto a Brian Eno.

Su labor como pionero no terminó ahí. En 1979 publicó el primer disco grabado de forma digital mediante secuenciadores, teclados o samplers titulado E=MC². El final de los 70 y el comienzo de la siguiente década fueron sus años de gloria. Consiguió 2 Oscars más por su What I Feeling en Flashdance (interpretado por Irene Cara) y Take My Breath Away en Top Gun (esta vez por Berlin). Muchos artistas querían colaborar con él atraídos por su novedosa propuesta plagada de éxitos. La lista es larga pero por citar sólo algunos nombres además de los ya mencionados, tenemos a Cher, David Bowie, Falco, Nina Hagen, Elton John, Freddie Mercury, Amanda Lear, Bonnie Tyler, Liza Minnelli, Barbra Streisand o Sigue Sigue Sputnik.

En 1984 para la reedición de la célebre película muda Metrópolis, compuso una moderna banda sonora con la participación de Pat Benatar, Adam Ant, Bonnie Tyler y Freddie Mercury entre otros.

También produjo uno de los singles de más exito de Blondie, Call Me, que apareció en la película American Gigolo.

Esta unión continuó después con su cantante Debbie Harry en su aventura en solitario con este Rush Rush, que formó parte de la película Scarface.

Giorgio siguió publicando sus trabajos en solitario y participando en bandas sonoras como Scarface o American Gigolo. Compuso también temas para los Juegos Olímpicos (1984 y 1988) y para el Mundial de Fútbol de 1990 en Italia. Su labor abarcó además otros frentes, también hizo música para videojuegos como el Grand Theft Auto.

Muchas de sus canciones han sido sampleadas y versionadas por artistas de diferentes estilos. Madonna se inspiró en la línea de bajo de I Feel Love para su canción Future Lovers. En el Confessions Tour del 2006 plasmó ambas en directo como podéis ver más abajo.

Falco. El austriaco que conquistó Estados Unidos.


Siempre me ha resultado curioso que los americanos traten de apuntarse tantos en su haber, aunque por merecimientos no los debieran. La publicidad masiva a la que nos bombardean y ese afán de ser los primeros en todo, hacen que perdamos la perspectiva de la verdad de las cosas.

En los inicios de la década de los 90, nos aseguraron que Vanilla Ice era el primer blanquito, capaz de hacer música rap, a la misma altura que la de sus compatriotas de color. Quizás lo que menos gente sabe, es que un europeo ya fue capaz de hacer lo mismo unos años antes, aunque ya se sabe, la publicidad, siempre nos pondrá en nuestra mente, que el primer rapero blanco fue Vanilla Ice.

Con esto no quiero decir, que Johann (Hans) Hölzel, fuese el primero de piel blanca en hacerlo. Lo único que puedo asegurar es que, Falco, que así se llamaba artísticamente,  ya estaba allí cuando surgió el fenómeno Ice, Ice Baby. Si bien no es un rapero al uso, los americanos no pueden negar, que hay grandes trozos de canción donde el artista se limita a rapear.

Además Falco, tuvo el mérito de triunfar cantando en alemán. Curioso un austriaco, hablando en alemán, ocupando el número 1 de la listas americanas. Quién lo hubiera dicho cuarenta años antes!. El caso es que su tema Rock me Amadeus, arrasó en la lista de éxitos de varios países, incluyendo el país de las barras y estrellas. Seguramente la hayas escuchado cien mil veces, pero aquí tienes la oportunidad de hacerlo una vez más. Un autentico clásico de los 80, inspirado en la película de Milos Forman, Amadeus.

Polémico hasta el día de su muerte, sobrevenida por un accidente de tráfico en la que se empotró contra un autobús, en la isla caribeña de la República Dominicana, donde se recluyó para recuperar su vena artística, no fue hasta años después, cuando su país natal, Austria, reconoció el éxito y la importancia para su música, que tuvo Falco.

Pero años antes de Rock me Amadeus, ya triunfó, aunque en menor medida, con una canción Der Kommissar, que sonó y mucho en las pistas de media Europa. La temática de sus canciones, supuso en muchos casos un handicap para su éxito, ya que versaban sobre temas conflictivos, como el uso de las drogas o el sexo, que cerraron muchas puertas a la divulgación de los mismos.

Os dejo Der Kommissar. Pregunta para los más curiosos. ¿Os recuerda el tema a algún otro?.

Es además, su adicción a los estupefacientes, la que en gran medida inició su declive artístico. La fórmula de éxito que aplicó para su tema Rock me Amadeus, fue sencilla. Entremezclar largas frases en alemán, intercalando palabras en inglés, o como en Der Kommissar, donde una guitarra aderezada el rapeo.

Según la wikipedia vendió alrededor de 75 millones de copias de toda su obra. Aquí os dejo otros temas muy  conocidos. Antes de acabar y para dar respuesta a los curiosos que retaba antes, deciros que una banda británica, After the Fire, triunfó y de lo lindo con una versión de Der Kommissar.

After the fire (Versión de Der Kommissar)

Viena Calling

Jeanny

Jeanny Part 2