Conciertos originales. Arcade Fire


Hoy en día, los artistas se esfuerzan cada vez más por intentar sorprender a sus seguidores en los conciertos. Efectos especiales, apariciones inverosímiles, colaboraciones estelares, pantallas con centenares de pulgadas. Todo vale. Es por esto, que os muestro, una curiosa y sencilla forma que se le ocurrió al grupo Arcade Fire, para sorprender a los asistentes a uno de sus conciertos. Ya han pasado más de dos años de este concierto, pero creo que merece la pena recordarlo.

Para quien no conozca a Arcade Fire, voy a dar dos o tres pinceladas sobre ellos. Son de origen canadiense, y son “cuarenta y la madre” ( o sea unos 8 o 9, más colaboraciones para conciertos). Yo les calificaría como indie-rock, aunque cuentan con la curiosidad de introducir instrumentos poco habituales en bandas de este tipo. Utilizan acordeones, mandolinas, violonchelos, entre otros. Pues bien, a lo que vamos.

El grupo se encontraba ofreciendo un recital en el teatro Porchester de Londres. Justo antes de terminar el concierto, el grupo se retira prometiendo a los asistentes un bis. Pero la gente espera y el grupo no sale, así que poco a poco la gente desaloja sus asientos, y empieza a bajar las escalinatas que dan acceso a la salida del teatro (supongo que un poco decepcionados por no cumplir la promesa dada por el grupo). Y Oh! Sorpresa, allí se encuentra todo el grupo, en el mismo hall del teatro, tocando la canción Wake Up. Y encima para rizar el rizo de la originalidad, su cantante Win Butler empieza a cantar la canción megáfono en mano. Increíble!. La gente a medida que bajaba las escaleras se quedaba alucinada.

Aqui os dejo el video.

Y el video de la canción en una actuación normal y corriente.