SS President, un barco de vapor como sala de conciertos


El escenario singular del que vamos a hablar hoy es nada más y nada menos que un barco, concretamente un barco de vapor. El SS President, originariamente bautizado como Cincinnati, fue construido en 1924 para dar un servicio de transporte de pasajeros entre Cincinnati y Louisville (Kentucky).

En el siguiente video podéis ver unas curiosas imágenes del barco tanto de su estado actual como de su pasado glorioso.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el SS President permaneció en New Orleans como lugar para eventos nocturnos. Fue a partir del año 1981 cuando comenzaron a celebrarse conciertos de rock. El artista que lo inauguró fue Fats Domino, al que le siguieron infinidad de nombres como Chuck Berry, Jerry Lee Lewis, Jose Feliciano, James Brown, Cindy Lauper, Tina Turner, U2, Echo & The Bunnymen, Madness, Steve Ray Vaughan, Little Steven, Clarence Clemons, B-52’s, A Flock Of Seagulls, The Cold, The Blackbeats, BB King, Iggy Pop, Lenny Zenith & Pop Combo, Peter Tosh, The Mamas & The Papas, Joan Jett, Ramones y un largo etcétera que podéis leer en este manuscrito de uno de los  ingenieros jefes del barco.

 

U2 delante del SS President

Como podéis comprobar muchos nombres importantes de la música pasaron por este barco hasta 1988, fecha a partir de la cual no hubo más conciertos. Posteriormente pasó a ser un casino y tras un paréntesis retirado del servicio, su compañía propietaria lo puso en venta. El año pasado se desmontó por piezas y fue llevado a Illinois. Actualmente un grupo de empresarios quiere destinar su uso como hotel y sitio turístico.

No existen muchos videos de esas actuaciones. Algunas de las que hemos podido rescatar son las siguientes:

Steve Ray Vaughan interpretando Pipeline junto a su hermano Jimmy  el 28 de febrero de 1987 , con una guitarra de doble mástil.

El grupo The Cold en junio de 1982.

The Backbeats y su directo de 1983.

Lenny Zenith & Pop Combo también actuaron en 1983.

Nuestro aniversario de la caída del muro Berlín


Aprovechando el motivo del 20 aniversario de la caída del muro de Berlin, la noche del 4 de noviembre la cadena  MTV organizó un concierto gratuito en la puerta de Brandenburgo con la participación del grupo irlandés U2. Este acto sirvió como precedente para la entrega de los premios MTV que se han entregado esta noche. U2, Beyoncé y Eminem han sido los triunfadores de la gala.  Aquí tenéis diferentes momentos de la actuación que duró alrededor de 30 minutos.

Desde aquí también queremos celebrar la efemérides del fin del telón de acero y para ello os hemos preparado una serie de videos relacionados con la ciudad germana. Pero antes vamos a recordar lo que sucedió aquella noche del 9 de noviembre de 1989 con este breve introducción:

Nos metemos ya de lleno con nuestra colección de canciones. 8 meses después de la caída del “muro de la vergüenza”, el 21 de julio de 1990 Roger Waters organizó una grandiosa actuación conmemorando el suceso que terminaba con la división de las dos Alemanias. Como ya contamos en nuestro post sobre la música de aquel año, el ex- Pink Floyd contó con invitados de lujo para la ocasión. Con Cindy Lauper interpretó el clásico Another Brick In The Wall, que le iba como anillo al dedo a tal evento.

Para hacer su aclamado disco Achtung Baby! los irlandeses U2 se trasladaron a Berlin para grabarlo en los estudios Hansa. Brian Eno volvía a la misma ciudad con la que plasmó en los 70 la etapa berlinesa de Bowie, esta vez como productor. En el álbum había diferentes guiños a la ciudad, como la canción Zoo Station que  hacía referencia a la línea de metro del Zoo que casualmente se llama U2. La continuación fue Zooropa que incluía una canción que aparecería en la película Tan Lejos, Tan Cerca del cineasta alemán Wim Wenders. El video, que lo dirigió el mismo Wenders, está ambientado en Berlin y  junto a Londres y Belfast, también se menciona en la letra.

Se conoce como la “trilogía berlinesa” a los tres discos que David Bowie inmortalizó en Berlin a finales de los 70: Low (1977), Heroes (1978) y Lodger (1979). Producidos todos por Tony Visconti y con la participación estelar de Brian Eno, el “duque blanco” se empapó de diversas influencias germanas tanto artísticas (Kraftwerk, el grupo precursor del tecno) como socio-políticas (división este-oeste del país, etc). Una de sus mejores canciones contaba una historia de unos amantes con el muro de telón de fondo.  En este mismo blog la comparamos con unas versiones que seleccionamos de las muchas que se han hecho. Se titula Heroes y el video es de la época de su Glass Spider Tour.

En 1986 un grupo de nombre Berlin consiguió que uno de sus singles fuera mundialmente conocido gracias a la banda sonora de la película Top Gun. Protagonizada entre otros por Tom Cruise, Kelly McGillis, Val Kilmer y Meg Ryan, el film siempre será recordado con los acordes de fondo de  Take My Breath Away.

Y para terminar qué mejor que hacerlo con una de igual título que la misma ciudad. En 1973 Lou Reed se pegó un enorme batacazo comercial con su disco conceptual Berlin. Durante 33 años no lo tocó nunca en directo. Hoy en día es considerado como una obra maestra a pesar de la desesperanza que respira. La relación entre dos jonkis sirve al neoyorkino para presentarnos un panorama desolador.