Whiskey In The Jar. La Historia De La Traición De Una Mujer.


Este tema tradicional irlandés llamado “Whiskey in the jar”, es una de las canciones más interpretadas y versionadas por diferentes grupos de la historia de la música. Se cuentan por decenas, los grupos que la han interpretado. Desde la visión Folk de The Dubliners, hasta la más guitarrera de Thin Lizzy, grupo que la acercó al mundo del rock, sin olvidar a Metallica, que con su versión, obtuvo un Grammy.

The Dubliners

En resumen “Whiskey in the jar”, cuenta la historia de un bandolero que es traicionado por una mujer. Dicho bandolero, había robado a un funcionario ingles, llamado Farrel. De vuelta a casa con el botín, su amante o mujer (no queda muy claro su relación) se la juega, ya que el capitán Farrel, le sorprende en casa, supuestamente avisado por la señorita Molly, Ginny o Genny, dependiendo la versión que se escuche, y es encarcelado. La canción termina, con el reo, perjurando que no acabará sus días en ese lúgubre lugar y que logrará recuperar la libertad.

El origen de la historia es desconocido. El historiador de música folk Alan Lomax, la sitúa en el siglo XVII. Se presupone que el origen de la misma se localiza en las montañas de Cork y Kerry en Irlanda, como se cita en la primera línea de la canción. En la etapa expansionista, de la corona británica en tierras norteamericanas, se popularizó esta canción, versionándola con distintos sucesos contra cargos británicos en tierras americanas. De esta manera, una versión de esta canción habla de Alan McCollister, un soldado que es sentenciado a muerte por robar a oficiales británicos.

No queremos dejar pasar la ocasión, para hablar de uno de los grupos irlandeses más influyentes en las últimas décadas, los Thin Lizzy. Este grupo irlandés fundado en Dublín a finales de la década de los 60, fue una autentico soplo de aire fresco en esta época. Fueron pioneros del uso de dos guitarras melódicas simultáneamente, que influenciaron claramente en grupos posteriores como Iron Maiden o Judas Priest. A su vocalista Phil Lynott, se le considera por muchos, uno de los mejores compositores de la historia. Tienen auténticos clásicos de la historia del rock como “The boys are back in town” ,“Bad Reputation” o el propio “Whiskey in the jar”, que te presentamos a continuación.

Descarga la canción pinchando sobre la carátula

whiskey in the jar

En el siguiente video, aparece la versión de Metallica, que les valió el grammy.

Si quieres conocer todas la canciones con historia disponibles en nuestra web,  pincha aquí.

Amazing Grace. La historia de la canción de los funerales.


Hoy hablamos de una canción que seguramente hayáis escuchado en numerosas películas americanas, y que tiene una curiosa historia de fondo, que tal vez desconozcáis.

Para ponernos en contexto, retrocedemos hasta las típicas escenas en la que muere un bombero o un policía, normalmente de alguna ciudad del Este americano. Estáis ya!. Pues fotogramas después, estaréis viendo un increíble desfile de uniformados tras el féretro, y encabezando el mismo uno o varios gaiteros escoceses interpretando un tema que ya nos suena conocido de tanto verlo en los films. Pues bien, a partir de aquí arranca nuestra historia de hoy, la historia de la canción Amazing Grace.

Este autentico himno, cuyos acordes son de origen desconocido, han sido interpretados por Elvis Presley, Il Divo, Aretha Franklin, The Kelly Family, y un innumerable número de artistas más.

La letra que acompaña a los acordes y que comienza por “Amazing grace, how sweet the sound”, es un bello himno escrito por John Newton, londinense que vivió en el siglo XVIII. Su curiosa historia que finalmente le llevó a escribir estos bellos versos, pasamos a relatarla a continuación y es la base de nuestra historia de hoy.

En el video se puede ver a Hayley Westenra interpretando la letra

John Newton, autor de la letra de Amazing Grace

John Newton, autor de la letra de Amazing Grace

John Newton fue un niño educado bajo los designios de la Biblia, hasta que a los siete años perdió a su madre. A partir de aquí su vida sufrió un giro inesperado, enrolando en un barco pesquero, para finalmente acabar de manera forzosa en un barco de guerra, donde sufrió todo tipo de vejaciones y degradaciones. A petición propia se enroló en un barco que transportaba esclavos desde Sierra Leona, para posteriormente convertirse en un agente de un comerciante de esclavos, donde también fue maltratado. Un antiguo amigo de su padre, le rescató y finalmente con el tiempo acabó capitaneando su propio barco negrero. Se convirtió en un verdadero ser deleznable. Su crueldad aumentaba, al mismo ritmo que crecía el número de días que pasaba al mando del timón, y su propia tripulación lo despreciaba y temía en la misma medida. Fue tal el odio que le tenían, que contó que una vez, en una de las innumerables borracheras que le aturdían, se cayó por la borda, y sus subordinados, dispararon un arpón para rescatarle, tirando del mismo posteriormente. Este arpón se clavó en su cadera, y fue el motivo de su cojera posterior.

Cuando parecía que ya no tenía fin su caída, un viaje de regreso, a través de una gran tormenta, cambio bruscamente el rumbo de su vida. Cuando ya lo daba todo por perdido, y pensaba que se iban irremediablemente al fondo del mar, escribió en su diario de a bordo “Señor, ten misericordia de nosotros“.

Partitura de Amazing Grace

Partitura de Amazing Grace

Milagrosamente el barco logró salir de la tempestad, y a partir de aquí, John, señaló el 10 de mayo de 1748 como el día de su conversión a la fe. No penséis, que dejó de tratar con esclavos, ya que durante un tiempo continuo con el negocio, aunque como recogen las crónicas, el trato a los esclavos se humanizó. Como él comentaría posteriormente, empezó a sentirse avergonzado de todo lo que había hecho durante su etapa de traficante de esclavos, y decidió abandonarlo todo, para acogerse bajo los designios del señor. Tras un periodo de tiempo de limpieza de conciencia, se hizo pastor anglicano y curiosamente abogó fervientemente por la defensa de la abolición de la esclavitud. A parte de su labor evangélica, John, escribió himnos y poemas, y entre ellos, el Amazing Grace (“Sublime Gracia”) que es en realidad la historia y testimonio de la vida de John Newton.

Posteriores políticos y pensadores, siguieron la línea marcada por Newton. En el año 2006, se estrenó una película titulada Amazing Grace, que está inspirada en la vida del parlamentario británico William Wilberforce, que luchó contra la esclavitud claramente influenciado por John Newton.

Si quieres conocer todas la canciones con historia disponibles en nuestra web,  pincha aquí.

Hoy La Vi. La Canción Póstuma De Enrique Urquijo


Inauguramos la sección de Canciones con Historia con una que tiene una connotación dolorosa tanto por el antes como por el después de su creación.

Enrique Urquijo, cantante y compositor del grupo madrileño Los Secretos, plasmaba su vida en las letras de sus canciones con un estilo sencillo y sin artificios. Su difícil relación con su primera novia, Eloísa García Moreno, provocada por la peculiar personalidad de Enrique y por la estricta educación del padre de ella, le marcó hasta el final. Fuente de inspiración para muchas de sus canciones como El Primer Cruce, que narraba fielmente cómo ella se escapaba de su casa para verse con él o Quiero Beber Hasta Perder El Control, que contaba de manera desgarrada lo que le supuso la ruptura, su separación le sirvió para alimentar su figura de corazón roto.

Una noche de primavera de hace 10 años Enrique fue a ver un concierto al bar Honky Tonk en Madrid. Allí se encontró con ella 15 años después. Estuvieron charlando sobre sus vidas y quedaron en llamarse para que ella conociese a la hija del músico. Ese encuentro le afectó bastante y al llegar a casa sin dormir escribió Hoy La Ví. Más tarde grabó la pista de voz. Meses después el 17 de Noviembre de 1999, Enrique Urquijo el miembro fundador de Los Secretos moriría en una calle llamada, paradójicamente, Espíritu Santo. Hoy La Ví no se publicaría hasta 1 año mas tarde en el disco homenaje A Tu Lado. Así que esta es la historia de una canción póstuma.