¡Happy Birthday Bon Scott!


El pasado 28 de junio terminaba en Bilbao la gira Black Ice Tour que ha llevado a AC/DC por ciudades de todo el mundo. Esta era la segunda vez en 1 año que pasaban por la capital vizcaína pero en este caso en un espacio abierto como el campo de fútbol de San Mamés. La rumorología ya ha empezado a funcionar y se dice, se comenta, se perrea, que esta puede ser la última de Angus Young y compañía. Esperemos que no sea así y que nos deleiten con alguna más aunque las edades de los miembros del grupo podrían empezar ya a pesar más de la cuenta. Si finalmente este fuera el final de su longeva carrera, sería un broche brillante a la altura de una la bandas más importantes en la historia del rock.

Una dilatada travesía por los escenarios que comenzó en 1973 y cuyo primer vocalista Bon Scott (con permiso del breve paso de Dave Evans) marcó con su poderío y personalidad una primera etapa que se vio truncada por su prematura muerte en 1980. Hoy 9 de julio hubiese cumplido 64 años y por eso queremos recordar con 3 videos su paso por la banda de los hermanos Young. ¡Happy Birthday allá donde estés Bon!

El primero es un curioso video de 1977 en el que Bon sale vestido de cura adoctrinando desde el púlpito a un Angus disfrazado de ángel. Unos jovencísimos AC/DC interpretando unos de sus himnos: Let there be rock.

La leyenda y la magia de los escoceses-australianos empezó a fraguarse a finales de los 70 con actuaciones tan potentes como esta. Whole lotta rosie ya encendía al público entonces con un Bon Scott a pecho descubierto.

Y por último, un video de It’s A Long Way To The Top (If You Wanna Rock & Roll) de 1976 con Bon Scott haciendo de gaitero un tanto pícaro. Sin desperdicio el duelo entre su gaita y la guitarra de Angus Young.

AC/DC: A Todo Tren En El BEC


AC/DC el 4 de abril en el BEC de Barakaldo

AC/DC el 4 de abril en el BEC de Barakaldo

A todo tren con su locomotora del rock, así pasaron los veteranos rockeros de AC/DC por Barakaldo este pasado sábado por la noche. Hace tiempo que no sorprenden con nuevas formas de composición en sus canciones, ni varían demasiado en los recursos escénicos (campanas, muñeca hinchable, cañones, striptease…) pero los escoceses-australianos nada más salir a escena ya tienen ganado a todo el público. Un público que llenaba el BEC hasta arriba y que con los primeros acordes de Rock ‘N Roll Train saltaba ya enfervorizado. No pararía hasta 2 horas después cuando se despidieron con For Those About To Rock (We Salute You). Entre medias los hermanos Young y Cia, nos dieron lo ya sabido (mismo repertorio que en Madrid y Barcelona) pero no por ello insatisfactorio ni mucho menos. Una banda, con edades más próximas a la jubilación que a la juventud, que no engaña a nadie y que nos dan lo que pedimos cuando vamos a verlos. Un espectáculo de rock con un sonido brutal y limpio con el maestro de ceremonias Angus Young a la cabeza. Un tipo que fuera del escenario es una persona bajita y endeble, encima de él se convierte en un Dios que mediante sus carreras y guitarrazos pone a todo el personal a cien. A veces es necesario incluso frotarse los ojos para comprobar que un enclenque semidesnudo de 54 años con una guitarra al hombro, y un sexuagenario con una gorra en la cabeza consiguen hacer vibrar a 16.000 personas. Es la magia que tienen algunas bandas de rock como ellos. La próxima parada del tren será en verano en estadios abiertos. Será igual que lo que vimos ayer y saldremos del concierto de la misma forma, con una sonrisa en la cara por pasarlo bien con rock del bueno, con rock de AC/DC.