Chase, o cuando la electrónica irrumpió en los Oscars


En un artículo que publicamos en este mismo espacio sobre canciones de películas como La Historia Interminable, hacíamos una rápida referencia a nuestro protagonista de hoy. En esta ocasión nos extenderemos un poco más sobre su relevancia y concretamente sobre lo que supuso una canción para su carrera. Giorgio Moroder ganó el Oscar a la mejor banda sonora original en 1978 por su trabajo en El Expreso de Medianoche y Chase se convirtió desde entonces en una melodía muy popular.

Donna Summer y Giorgio Moroder

Además de vencer a candidatos de la importancia de Ennio Morricone y John Williams, Moroder marcó un hito en la historia de la música por otra razón. Por primera vez una canción interpretada sólo con instrumentos electrónicos ganaba una estatuilla dorada. Pero esta condición de precursor no le era desconocida al italiano. Un año antes, en 1977, había hecho lo mismo junto a Donna Summer al componer I Feel Love electrónicamente en su totalidad. Además su influencia pronto se extendió a otros artistas. El mismo David Bowie admitió que tuvo mucho que ver en su famosa trilogía berlinesa junto a Brian Eno.

Su labor como pionero no terminó ahí. En 1979 publicó el primer disco grabado de forma digital mediante secuenciadores, teclados o samplers titulado E=MC². El final de los 70 y el comienzo de la siguiente década fueron sus años de gloria. Consiguió 2 Oscars más por su What I Feeling en Flashdance (interpretado por Irene Cara) y Take My Breath Away en Top Gun (esta vez por Berlin). Muchos artistas querían colaborar con él atraídos por su novedosa propuesta plagada de éxitos. La lista es larga pero por citar sólo algunos nombres además de los ya mencionados, tenemos a Cher, David Bowie, Falco, Nina Hagen, Elton John, Freddie Mercury, Amanda Lear, Bonnie Tyler, Liza Minnelli, Barbra Streisand o Sigue Sigue Sputnik.

En 1984 para la reedición de la célebre película muda Metrópolis, compuso una moderna banda sonora con la participación de Pat Benatar, Adam Ant, Bonnie Tyler y Freddie Mercury entre otros.

También produjo uno de los singles de más exito de Blondie, Call Me, que apareció en la película American Gigolo.

Esta unión continuó después con su cantante Debbie Harry en su aventura en solitario con este Rush Rush, que formó parte de la película Scarface.

Giorgio siguió publicando sus trabajos en solitario y participando en bandas sonoras como Scarface o American Gigolo. Compuso también temas para los Juegos Olímpicos (1984 y 1988) y para el Mundial de Fútbol de 1990 en Italia. Su labor abarcó además otros frentes, también hizo música para videojuegos como el Grand Theft Auto.

Muchas de sus canciones han sido sampleadas y versionadas por artistas de diferentes estilos. Madonna se inspiró en la línea de bajo de I Feel Love para su canción Future Lovers. En el Confessions Tour del 2006 plasmó ambas en directo como podéis ver más abajo.

Bittersweet. El protagonismo de las fans de Roxy Music


Los británicos Roxy Music vuelven de nuevo a estar de actualidad ya que han anunciado recientemente que vuelven a la carretera este verano. Por aquí les podréis ver el 19 de junio en Barcelona dentro del festival Sónar. Nosotros ya hemos hablado en el blog de ellos y en esta ocasión lo vamos a volver hacer recordando una de sus canciones.

La  historia de Bittersweet arranca en Portugal a mediados de los 70. La banda se encontraba de gira en el país vecino después de haber publicado su tercer álbum, Stranded. Como era habitual, el grupo arrastraba muchas fans allá donde iba. El poder cautivador que provocaba su cantante Brian Ferry en las féminas era apabullante. No en vano sedujo entre otras a Jerry Hall, Amanda Lear y a Marilyn Cole (modelo que salía precisamente en la portada de Stranded). En un paseo el apuesto vocalista conoció a dos de esas fans que eran de procedencia alemana. Se llamaban Eveline GrunwaldConstanze Karoli, ésta última era hermana de Michael Karoli, guitarrista del grupo alemán de krautrock  Can. En ese momento no podían imaginar que iban a ser tan famosas.

Grabadas ya las canciones para su cuarto álbum, Ferry pensó en titularlo como una revista sobre la vida en el campo, Country Life. Sólo le faltaba el diseño de la portada. Si en el anterior habían contratado a una modelo (con la que tuvo su correspondiente affaire como decíamos antes), en este el concepto iba a ser completamente diferente. No se le ocurrió otra cosa que proponérselo a estas dos chicas…y en la pose que veis a continuación.

Portada Country Life

Esta cubierta como os podéis imaginar no pasó desapercibida y en pleno 1974 supuso que países como EEUU y Holanda la censuraran. Como ocurrió también en España, donde a Franco aún le quedaba algo de cuerda hasta el 20 de noviembre del año siguiente. El disco se lanzó con el single All i want is you, promocionándolo hasta el número 3 en las listas británicas. Country Life es considerado por los críticos como uno de sus discos más completos.

La colaboración con las alemanas no terminó en la controvertida foto. Ferry quiso tener un detalle con ellas y les pidó traducir una de las canciones de Country Life del inglés al alemán. La elegida fue Bittersweet, así que en el país teutón (nunca mejor dicho en este caso), se enteraron de la letra gracias a estas dos fans.

Portada sin censura

En la película sobre el glamrock Velvet Goldmine de 1998 se incluyeron varias canciones de Roxy Music, y una de ellas era Bittersweet pero regrabada con la voz de Thom Yorke, el líder de Radiohead. Protagonizada por Ewan McGregor y producida por Michael Stipe de REM, el film trata la historia de un reportero que investiga la muerte de un cantante, por lo que se entrevista con parientes y amigos suyos. Aunque la historia es ficticia, dicen que está inspirada en David Bowie e Iggy Pop.

Debajo tenéis la original de Roxy Music y después con la voz de Yorke.

Venus in furs (imágenes de película Velvet Goldmine)

Por último la letra que incluye alguna estrofa en alemán

Well this is such
A sad affair
I’ve opened up my heart
So many times
But now it’s closed
Oh my dear
Every salted tear
It wrings
Bitter – sweet applause
But when the show’s in full swing
Every once in a while
High stepping chorus lines
Mean I’m forgetting
Mein lullaby – liebchen
How rich in contrast
Love can be
Sometimes I’m quite amused
To see it twist and turn
To taste – both sweet and dry
These vintage years!
Lovers you consume, my friend
As others their wine
Nein – das ist nicht
Das ende der welt
Gestrandet an leben und kunst
Und das spiel geht weiter
Wie man weiss
Noch viele schonste…wiedershen
And now, as you turn to leave
You try to force a smile –
As if to compensate –
Then you break down and cry