Videos glamour & fashion: Texas, Guns & Roses y Madonna (IV)


El cuarto episodio de los videos con participación “externa” a la musical viene con el común denominador de que esta vez son actores con carisma y veteranía. No todo iban a ser modelos y actrices, pillines.

Comenzamos con el grupo escocés Texas, que en el año 2001 sacó al mercado su recopilatorio de Greatest Hits en el que se incluían dos canciones inéditas, Inner Smile e In Demand. Para el video de esta última contaron con la presencia de Alan Rickman. El actor londinense deja su impronta en el clip, dando una soberbia réplica a la cantante Sharleen Spiteri, que desde la publicación de su superventas White On Blonde en 1996, saca su vena más femenina y sensual. Y es que el video respira un aire de sensualidad total sin caer en los archisobados “juegos carnales”. Una canción que llegó al número 1 en Inglaterra y en Francia, y que tanto me gusta desde entonces.

Seguimos con los escoceses Texas y en esta ocasión con otro video que rodaron en 2003 y que tiene muchas similitudes con el anterior. Para la canción I’ll see it through también escogieron a otro actor, al marroquí de Casablanca pero francés de adopción Jean Reno. De padres andaluces (Sanlúcar de Barrameda y Jerez de la Frontera), su verdadero nombre es Juan Moreno y Herrera Jiménez, pero lo afrancesó traduciendo su nombre de pila y dejando sólo las dos últimas sílabas de su primer apellido. Parece que a Sharleen le gustó que le abrazara Rickman y repitió la experiencia con el actor de películas como León, Ronin, o Los Visitantes. Inspira ternura y fragilidad a partes iguales ver a la pareja cada vez que se mira o se abraza. La voz de Sharleen una vez más hace de esta canción que sea otra de mis favoritas.

El siguiente turno es para los Guns & Roses, que en 1993, cuando la formación daba sus últimos coletazos, editaron Spaguetti Incident?, un álbum de versiones en el que grabaron Since I don’t have you de los Skyliners. En el video aparece un diablo muy sonriente cuyo papel lo interpreta un camaleónico Gary Oldman que está irreconocible. Esta fue la última aparición de Slash como miembro del grupo. El título de la canción no podía ser más premonitorio con la ruptura de uno de las mejores bandas de los 90.

Acabamos con Madonna, con la polémica reina del pop y recientemente calificada como “retrasada” por su ex Guy Ritchie. En 1986 sacaba su disco True Blue en el que incluía una de sus canciones más conocidas Papa Don’t Preach. El video recrea la misma historia que la letra de la canción: una chica que se queda embarazada y que le dice a su padre que no le sermonee. De padre sermoneador hizo Danny Aiello (nominado al oscar en 1989 por Haz lo que debas) y de novio guaperillas Alex McArthur. Obtuvo el premio al mejor video femenino de la MTV en 1987.