Owl city. La sencillez llega a lo alto de las listas de éxito.


Bajo el nombre de Owl City, se esconde el vocalista y teclista Adam Young. Este joven autodidacta empezó en el mundo de la música tocando en el sótano de su casa, para matar las horas muertas que le producía su insomnio. Con un sonido sencillo (teclados y voz), ha logrado desbancar a los más grandes de la cúspide de las listas americanas.

Aquí os dejo su single Fireflies, que ha estado en lo alto de las listas americanas durante dos o tres semanas.

Si queréis ver el video de la canción, os dejo el link, ya que no se puede incrustar en el blog. Fireflies.

Como habéis podido observar, su música no encierra ningún secreto especial, pero quizás ahí radica su éxito. Con una voz melódica, acordes de música electrónica sin grandes alardes, una letra cuidada y estribillos pegadizos, va a dar que hablar en esto de la música.

Desde que ha caído en mi poder su último trabajo, Ocean Eyes, lo he escuchado una decena de veces, y la verdad es que sin encontrar nada excepcional, al final el resultado es agradable. Comparto con vosotros una serie de videos, que a modo de despedida de la entrada, os sirvan para que os hagais una idea de su trabajo.

Otro tema bastante pegadizo es Hello Seatle. Video de una actuación en directo.

Strawberry Avalanch.

On the wing. También en directo.

Si quieres descargar su último trabajo Ocean Eyes, pincha sobre la carátula.