Sin palabras, sin comentarios, solo música


Después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música.

Amy McDonald – Love Love

Marina & the Diamonds – Oh no!

The Drums – Let’s go surfing

A %d blogueros les gusta esto: