More than a feeling. El debut superventas de Boston


¿Hay alguna persona que no haya oído esta canción alguna vez? Es posible que exista pero debe vivir en otro planeta de la galaxia. Desde que se publicó en 1976 no ha parado de sonar en todas las radios del mundo. More than a feeling fue el primer single de la banda que cogió su nombre de la ciudad de la que procedían, Boston.

El autor de la canción fue el cantante y guitarrista del grupo Tom Scholz y componerla le costó 5 años. Un largo tiempo que mereció la pena porque el debut de estos chicos de Massachusets no pudo ser más exitoso. Aunque el sencillo no alcanzó el número 1 -se quedó en el puesto 5- el disco vendió miles y miles de copias desde su publicación en agosto de 1976. En 3 meses consiguió 1 millón de copias, logrando ser el álbum de debut más vendido en la historia. Para que os hagáis una idea de la burrada de cifras, 10 años después de su salida iba por los 9 millones, en 1990 logró el disco de diamante y 17 de platino en el 2003. Números mareantes que hacían de Boston un primer trabajo de récord pero que sin embargo años más tarde perdió el primer puesto en esta meritoria clasificación. ¿Sabéis quiénes les desbancaron? Pues los chicos de Guns & Roses con su increíble Appetite for destruction publicado en 1987. En cualquier caso no está nada mal ostentar la segunda plaza y Boston siempre tendrá su hueco por este gran comienzo en la música.

Aqui os dejamos con una actuación del grupo en 1988.

Estilismos Auriculares: Sigue Sigue Sputnik


Hoy estrenamos una sección que no podía faltar en nuestro blog. Como sabéis,  para muchos artistas el estilismo (o la falta de él) es un aspecto tan importante o más que la música. Nosotros nos hemos puesto manos a la obra y puntualmente subiremos a la pasarela del auricular a modelos de todo tipo y presentaremos propuestas de moda tanto de pret-a-portér como de alta costura. Poneos cómodos en vuestros asientos para contemplar nuestra primera colección para esta temporada.

Y sin más preámbulos, aquí tenéis a un misil, a un sputnik, a Sigue Sigue Sputnik.

Con estas pintas se presentaban los integrantes de este grupo inglés en sus apariciones públicas. ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo tras ver el video? Parecen salidos de un cómic retrofuturista. Imaginaos el shock que pudo provocar en 1986. A pesar de su estrambótico aspecto, este Love Missile F1-11 fue un pelotazo en las listas de éxitos.

Si todavía estáis perplejos tras ver esas pelucas y ese vestuario, ver el siguiente video de la misma canción pero esta vez sobre un escenario:

Esta mezcla entre post-punk, new wave y glam no pasó lógicamente desapercibida. Este misil del amor enganchó a muchos oyentes y el album Flaunt It llegó al puesto número 10. Fijaos en su portada.

Sigue Sigue Sputnik fue obra del ex-miembro de Generation X (el grupo de Billy Idol) Tony James, un tipo que supo meter todos esos estilos en una batidora adornándolo con una imagen rompedora y un concepto futurista a lo Blade Runner.

Otra de las canciones a destacar en su debut es 21st century boy aunque tuvo menor relevancia que Love Missile.

Tanta excentricidad no podía dar mucho de sí en el tiempo y el grupo se separó después de sacar su segundo disco, titulado nunca mejor dicho como Dress for excess. James pasó a integrarse en Sisters Of Mercy y luego ha seguido intentándolo con nuevos proyectos. El que le tiene activo desde 2003 es Carbon/Silicon junto al ex-Clash Mick Jones. También ha tenido tiempo para producir el último disco de Fangoria, Absolutamente.

Los Sputnik se volvieron a reunir a principios de esta década y como os podéis imaginar, ya no era lo mismo.

Aquí les tenéis interpretando Everybody loves you en un concierto en Camden.

Entrevista a Jabi Subversion y Beñat Arginzoniz


Jabi encendiendo un cigarro (Foto de Gabriel Vecino)

Recientemente Roberto Moso entrevistaba en Radio EuskadiBeñat Arginzoniz, autor del libro Agua para los muertos, basado en la vida de Jabi Arroyo, cantante y guitarrista del grupo santurtziarra Subversion-X, del que nos hacíamos eco en una entrada anterior. Jabi Subversión, también presente en la entrevista, habla a pecho descubierto de su relación de amor-odio con las drogas, de su familia, de la importancia de la banda para él, etc. Muchos temas abordados con especial sinceridad y crudeza, tal vez propiciado por el clima de confianza con el interlocutor, que fue el que les hizo su primera entrevista hace ya casi dos décadas. Por otra parte, el escritor expone qué objetivos se trazó al abordar el libro y lo que ha querido transmitir con esta obra. Un libro que recorre un trayecto vital tortuoso a pesar de la juventud de su protagonista y del que se pueden sacar visiones enfrentadas.

Portada del libro

Respecto a los planes inmediatos de Subversion-X comentar que está pendiente de concretarse una gira por Colombia y lo que sí es seguro es el fin de gira de su último disco Animal Insatisfecho, una idea original y atractiva que consiste en un concierto surcando la ría de Bilbao a bordo del Txinbito.

Desde aquí os recomendamos esta interesante entrevista y para escucharla sólo tenéis que pinchar en este enlace para descargarla.

De George Bellamy a Matt Bellamy.


Podíamos haber titulado esta entrada perfectamente como “De casta le viene al galgo”, y es que si hoy en día se habla a todas horas de Matt Bellamy, hubo un tiempo en el que era su padre, quien ocupaba las noticias musicales. George Bellamy, padre del líder de Muse, revolucionó las listas de éxitos americanas, al situar el single Telstar del grupo The Tornados del que formaba parte, en lo más alto del podium musical.


Corría 1962, cuando The Tornados se convertía en el primer grupo británico en alcanzar el top 1 en América, además con la singularidad de hacerlo con un tema instrumental. Compuesta por uno de los componentes del grupo, Joe Meek, se estima que “Telstar“, nombre del single en cuestión, vendió al menos 5 millones de copias. Ganadora de un premio Ivor Novello, y no exenta de polémica al ser acusada de plagio, de una composición del frances Jean Ledrut, titulada La Marche d’Austerlitz, Telstar, supuso un acercamiento a los sonidos espaciales, que años más tarde, recogieron en sus obras, otros artistas. De hecho, Telstar, es el nombre de un satélite de AT&T.

Lo que quizás poca gente conozca, es que Matt Bellamy, decidió realizar un homenaje a su padre, y por extensión al grupo The Tornados, al tomar las notas de esta canción, para uno de los temas más conocidos de Muse. Si se presta atención, podéis descubrir que el sonido de guitarra de Knights of Cydonia, uno de los singles referencia de su disco Black Holes and Revelations, está inspirado en la canción Telstar, en la que su padre hacia las veces de guitarrista rítmico. En el video que os presento, se realiza una increible adaptación de un clásico de Morricone.

Ya metidos con la canción Telstar, decir, que en España se realizó una versión del tema Telstar. Alberto Cortez y los Cuatro latinos, en su sencillo Mágica Estrella, emularon los sonidos del tema de The Tornados. Siento deciros que no he encontrado ningún video de esta adaptación.

Papa Americano, We no Speak Americano y demás derivaciones


Si queremos estar a la última en cuanto a canciones de cara al verano, sin duda alguna, tenemos que tener en cuenta, el éxito de Yolanda Be Cool & Dcup, titulado “We No Speak Americano“. Conocida como Papa Americano, Panamericano y demás derivaciones, ahora que se pincha en cualquier lugar de marcha que se tercie, y popularizada por Flo (Florentino Fernández) en su programa de televisión de  Cuatro, Tonterías las justas, esta canción inspirada en un clásico italiano, tiene algo que la convierte en adictiva. Es de esas canciones, que no tienen nada, pero enganchan. Incluso hay videos en la Red, que nos enseñan a bailarla, preludio de que algo gordo se avecina con esta canción.

Si bien el Waka Waka de Shakira centra toda la atención musical favorecida por el Mundial, We No Speak Americano junto con Stereo Love de Edward Maya, se encuentran entre las más pinchadas por los locales de moda.

Como os hemos comentado con anterioridad, esta basada en una canción italiana, concretamente de Renato Carosone, titulada “Tu vuoi far l’americano” del que indirectamente habeis escuchado algo fijo. Este napolitano, que se hizo famoso mundialmente con su canción Torero, a mediados de los cincuenta, tuvo un cierto éxito en dicha década,con su orquesta, tanto en Italia como fuera de ella.

Tu vuoi far l’americano

Torero

Tres canciones para una semana (III)


Hoy comenzamos nuestra andadura por las tres canciones de la semana remontándonos a los años 80. A principios de esta década, surgió un grupo cuya existencia se limitó a tres años, tiempo más que suficiente para que alguno de sus temas tuviesen su momento de gloria. El grupo en cuestión, se llamaba The Vapors, y su estilo new wave, nos permitió disfrutar de singles de la talla de Turning Japanese , un relato de amor en toda regla. Producida por el productor de The Jam, grupo, por cierto, del que muchos críticos veían referencias claras. Tan pronto como vinieron, se fueron, alegando el día de su separación, falta de ayuda por parte de las discográficas. Quizás os suene la canción que os dejo, ya que ha aparecido en unas cuantas películas (Jackass, Los Ángeles de Charlie,..)

Cambiando de tercio, nos vamos a un grupo mucho más conocido, ya que Snow Patrol, como asi se hacen llamar, están desde hace unos años en el candelero de la actualidad musical. Sin bien Chasing Cars, fue el single que les hizo mundialmente conocido, no es menos cierto, que sus dos últimos discos, son un compendio de fabulosos temas, donde se entremezclan a las mil maravillas temas lentos como el mencionado anteriormente, con temas más movidos. El tema que os recomiendo, es de su último disco, y sirve de contrapunto, a Chasing Cars, ya que es un tema mucho más cañero.

El tercer grupo de hoy, es una banda totalmente desconocida por estas tierras. Son una banda de punk experimental del oeste de Estados Unidos, concretamente de Los Angeles. Aunque llevan varios años en esto de la música, The Mae Shi, ha pasado totalmente desapercibida. Espero que su tema Run to Your Grave, os permita conocer algo más de ellos.

Sweet Child O’Mine. La cara intimista de Axl Rose.


Resulta ciertamente increíble, que una pequeña broma entre compañeros de profesión, acabe resultando uno de los mejores temas de la década. Esto fue exactamente lo que sucedió un día a Slash y Steven Adler, ambos componentes del grupo Gun’s & Roses.

Y es que el inicio de Sweet Child O’Mine se gestó a partir de una serie de juegos y bromas entre ambos, mientras calentaban antes de ponerse a tocar. Tanto les gustó el resultado de todo aquello al resto del grupo, que se convirtió en uno de los riff claves de esta canción. El resto lo adornó Axl Rose con una letra, o más bien, poema, a la que por entonces iba a ser su futura esposa.

Con unas dosis de sinceridad inhabituales en un destacado alborotador, el texto incluye frases lapidarias como “odiaría mirar a su amada a los ojos y ver una onza de dolor”.

El publico desafortunadamente escuchó muy poco del solo de Slash, que bendice el largo final de la versión extendida del exitoso álbum Appetite for destruction, debido  a que su discográfica Geffen Records, preocupados por aspectos comerciales, decidió recortar los más de 5 minutos de canción.

Llegó al número uno de los Estados Unidos en 1988, y lo que fue más importante, animó a Axl Rose a componer otro de sus grandes temas, November Rain, donde se le dejó total libertad, si nos atenemos a los 9 minutos que dura la misma, y que formó parte del doble álbum Use your ilusion I y Use your ilusion II, que tanta repercusión tuvo, sobretodo ayudado por el tema You could be mine que formaba parte de la película Terminador II.