Cuando el turbulento es el puente.


Dentro de algo más de un mes se cumplen 40 años del lanzamiento de la canción Bridge over Troubled Water del dúo Simon & Garfunkel. Este single, hoy en día considerado un clásico, ganó el grammy a la mejor canción del año en 1971, y fue lanzado al mercado a finales de enero de 1970.

La canción original es esta.

Del puente sobre aguas turbulentas se han hecho (y se seguirán haciendo) numerosas versiones. The Jackson 5, Annie Lennox, Leona Lewis son algunos ejemplos de ello. Incluso Camilo Sesto se atrevió con una versión en castellano.

La originalidad de su título nos ha servido como base para una nueva sección que trata de enlazar la música con acontecimientos sucedidos a lo largo del último siglo, independientemente de la índole del mismo. Si Simon y Garfunkel hablaban de un puente sobre aguas turbulentas, pongámonos en la situación contraria. ¿Qué cual es?, pues un puente turbulento sobre aguas tranquilas.

Esto ocurrió en un puente cerca de Seattle, hoy mundialmente conocido como el desastre del Tacoma Narrows. Con una longitud de 1600 metros, fue zarandeado como si de una goma elástica se tratará. El desenlace final fue el derrumbe del mismo, pasada poco más de una hora. No entiendo nada de física, pero puestos a buscar, he encontrado que se debió a un colapso estructural inducido por el viento, y las imágenes del mismo son verdaderamente espectaculares.

Aquí van las imágenes

En las imágenes habréis podido observar un coche. Dentro de él estaba la única víctima de esta tragedia, un cocker spaniel llamado Tubby, que su dueño Leonard Coatsworth (bueno en realidad el perro era de su hija, y él casualmente se lo llevaba a ella) relató lo siguiente:

Apenas había atravesado las torres, el puente comenzó a retorcerse de forma violenta de lado a lado. Antes de que pudiera darme cuenta, la inclinación se hizo de tal magnitud que perdí el control de mi coche… Frené y salí del vehículo, y caí de cara sobre el pavimento… Podía escuchar el sonido del hormigón resquebrajándose… El auto comenzó a desplazarse de lado a lado de la vía ferroviaria.

Me arrastré sobre mis manos y rodillas durante 450 m hasta llegar a las torres… Estaba muy agitado; mis rodillas estaban peladas y sangraban, tenía las manos lastimadas e hinchadas de intentar agarrarme al pavimento de cemento… Hacia el final, me arriesgué a ponerme de pie y correr en pequeños tramos… Una vez que alcancé la seguridad del puesto de peaje presencié el derrumbe final del puente y cómo mi coche se precipitaba sobre el Narrows.

Existen en Internet numerosas fotos sobre el puente, e incluso he descubierto que es habitual que se de cómo ejemplo el colapso del puente Tacoma en la Universidad. Nosotros sólo lo hemos puesto para presentar un acontecimiento impactante con una canción que también ha resultado histórica con el paso del tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s