The Observer entrevista a Adam Clayton (bajista de U2)


U2360+Tour+Opening+Barcelona+RHW92SxSTMFl

Adam Clayton en el show de Barcelona

El periódico británico The Observer realizó hace unas semanas una entrevista a Adam Clayton. El bajista de U2 habla de lo que supone estar en un grupo despues de tantos años, del éxito y de la fama, del amor y del sexo, y también del alcohol y de las drogas. Recordar como hecho insólito dentro del grupo irlandés que Adam faltó una única vez a un concierto y fue por culpa de una borrachera la noche anterior. Sucedió justo en el primero de los conciertos de la banda en Sydney de 1993, el día previo a la grabación del video de la actuación. Os incluímos diferentes extractos de la entrevista traducida por cortesía de la web U2 Miracle:

No creo que el rock & roll sea necesariamente el juego de un joven. Creo que Neil Young es al rock & roll tanto ahora como era cuando tenía 20 años. Me gustaría pensar que aun podemos ser provocativos y desafiantes.

Yo no era obvio contendiente. Era realmente muy tímido en la escuela. Mi mecanismo de defensa era ser el payaso de la clase. Recuerdo tener muchos problemas por ser un alumno problemático, y estar frente al director, que decía: “¿Qué te va a pasar? ¿Qué vas a hacer cuando seas mayor?” y yo decía: “Bueno, yo, obviamente, voy a ser un comediante.”

Desde una edad temprana no compré los sistemas de valores sobre el trabajo duro en empleos de nueve a cinco. Pensé que la creatividad, la amistad y la lealtad y empujar las fronteras de lo que era aceptable era mucho más interesante.

La longevidad de U2 está basada principalmente en la amistad de cuatro hombres que han crecido juntos. Cuatro hombres que se respetan, se apoyan y se quieren entre sí. No vamos a dejar que los otros fallen.

Es muy confuso cuando la fama llega tempranamente a tu carrera. Tienes un poco distorsionado lo que es importante. La fama es como el postre que viene con tus éxitos – no es un logro en sí mismo, pero a veces puede abrumar el trabajo.

Ahora realmente disfruto de los privilegios de la fama. Abre puertas y te permite conocer gente, y tienes el control. Cuando la fama pasó por primera vez no me sentí con el control, y las puertas se me cerraron.

Nunca he elegido ser necesariamente un soltero. He tenido novias a lo largo de los últimos 20 o 30 años. Es sólo que hay veces que estuve con gente que me fascina y otras veces que no.

La mayor idea falsa sobre mí era que yo era una especie salvaje, de loco fuego artificial de rock & roll. Esto era una imagen fácil para recoger de mí, pero me gustaría pensar que yo era un poco más profundo que eso.

Dejé de beber hace 12 años, y ya era tiempo. Había tenido bastante de bebidas, drogas y clubs de noche. Fue una decisión difícil cambiar mi vida, y me tomó un tiempo reprogramarme, pero no tengo arrepentimientos en absoluto. He disfrutado de cada momento de mi vida. He tenido lo mejor de ambas formas.

Mi mayor logro fue arreglármelas con cuatro dedos y cuatro cuerdas.

Lo peor que me ha pasado fue cuando me agarraron. No es que me trataran particularmente mal, fue tan estúpido, tan patético, que me agarraran por la marihuana. Fue una gran historia periodística, y se convierte en un punto de discusión con tus parientes y los amigos de tus parientes y los amigos de los chicos, y simplemente no quieres que sea un debate abierto.

Creo que hay mucho más por lograr. En los primeros 20 años yo estaba funcionando por instinto, actitud y crudeza, y ahora sé qué estoy haciendo y pueden aplicar estos conocimientos de una forma diferente. Ya no se trata acerca de actitud y crudeza, es sobre sofisticación y la comprensión.

Si yo sólo pudiera llevar una cosa de gira serían saquitos de té irlandés. Los saquitos de té descafeinado Barry. Sé que suena loco, pero si no viajas con tu propio té, nunca sabe igual.

En una relación amorosa, como expresión de libertad y fantasía, creo que el sexo es muy importante.

No creo que alguna vez intentara repetir a U2. Yo estaré muy contento cuando U2 llegue a cualquier fin, y no hay fin, realmente. Pero sería feliz siguiendo adelante. Es un mundo muy rápido, y un mundo más tranquilo sería bienvenido en algún momento.

Puedo verme en el espejo. No solía ser capaz de hacerlo. Veo a alguien que es increíblemente afortunado, que tiene mucho más por delante que por detrás, y estoy muy agradecido. No puedo creer lo buena que es mi vida. No me esperaba esto”.

A %d blogueros les gusta esto: